¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

“¡Todos a la Virgen de Caacupé!”, el grito que retumba en Paraguay

CAACUPE
Basílica Santuario Nuestra Señora de los Milagros de Caacupé
Comparte

El multitudinario homenaje del país sudamericano a su patrona

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

“Yo voy a ir a pagar mi promesa, justamente por la salud de mi tío, pues los doctores ya no nos daban solución. Ahora, él puede caminar, hablar y está más entusiasmado que las criaturas”.

Estas palabras pertenecen a Olga Saldívar, familiar de Don Avelino, un hombre de 71 años que hasta hace poco estuvo internado en terapia intensiva. El pronóstico de los médicos no era el mejor e incluso pedían a sus familiares estar preparados para su muerte, que parecía inminente.

Sin embargo, Avelino, que nunca dejó de esta consciente durante el duro momento que le tocó atravesar, a cada rato repetía que este año también peregrinaría hacia la Basílica de Nuestra Señora de los Milagros de Caacupé, la patrona de Paraguay.

Su deseo, según recuerda Última Hora, medio que reproduce este testimonio, se hizo realidad. En los últimos días, Don Avelino, junto a siete familias (unas 70 personas) pudo ponerse en camino rumbo a Caacupé y de una manera más que especial: en carreta.

Es que desde hace varios años sus antepasados han sido gestores de una bonita tradición que tiene como protagonista a este medio de transporte. Para ello se han puesto una vez más “manos a la obra” para dejar prontas las carretas y así cumplir la promesa.

“El martes a la mañana ya vamos a estar llegando a Caacupé, nos vamos a instalar en una plaza y ahí nos quedamos hasta el 8 de diciembre”, recordó hace unos días Olga a ese medio al hacer referencia a esta devoción sin límites que solo la patrona de Paraguay puede generar.

“¡Todos a Caacupé!”

Así retumba el grito que desde hace un tiempo alguien lanzó en Paraguay. Parece claro que no importa cómo sea ni en qué sea. El corazón de los devotos paraguayos por estos días solo tiene un propósito: llegar a los pies de su patrona, la Virgen de Caacupé.

Por ejemplo, el domingo partió la denominada “cabalgata de la fe” (peregrinos a caballo) y hasta los jóvenes también protagonizaron una emotiva recorrida.

 

 

La fiesta central se conmemora este 8 de diciembre, pero los preparativos empezaron con mucha anticipación. Desde fuertes operativos de seguridad, controles en rutas, hasta la puesta a punto de las mejores tradiciones gastronómicas para vivir la gran fiesta mariana con todos los sentidos.

Hasta la Policía Nacional de Paraguay, a través de la banda musical, decidió estar presente en Caacupé. En sus manos está acompañar de forma musical a los peregrinos que recorren lo que es considerado “la capital espiritual” de Paraguay.

Otra imagen que llamó la atención, según constató Última Hora, fue la de un grupo de amigos que peregrina sobre zancos y con disfraces. Agradecer por la salud y el trabajo es su principal motivación.

 

Mientras todo esto acontece miles de personas ya palpitan el gran día de la Virgen en Paraguay. Para quedarse y permanecer en vigilia cerca de la basílica se utilizan, si no se tiene un lugar privado para quedar, plazas y hasta espacios verdes. Y todo parece valer la pena, pues ahí está la Virgen de los Milagros, la madre dispuesta a esperar a todos con los brazos abiertos y que no se cansa de escuchar agradecimientos y peticiones.

Advocaciones marianas de América Latina aquí: 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.