Aleteia

Caacupé, la ciudad donde la Virgen es el centro de todo

Yluux-cc
Comparte
Comenta

Es considerada la “capital espiritual” de Paraguay

La guerra de la Triple Alianza (1864-1870) forma parte de uno de los capítulos más oscuros no solo para Paraguay, sino también para América Latina. Fue tal la devastación que generó en el pueblo paraguayo que hasta se perdieron registros oficiales de suma importancia.

Esta situación generó que fuera elegida como fecha de fundación de la ciudad el 4 de abril de 1770 debido al hallazgo de una inscripción con esa fecha en una viga en la antigua iglesia. Esto daba cuenta del inicio de la construcción del primer tiempo en la localidad paraguaya Villa Serrana y hasta el día de hoy se conserva esa viga, recuerda ABC de Paraguay.

Pero si bien para muchos la fundación de la ciudad tiene que ver con la figura del capitán general Carlos Morphi, en base a datos de la historia, para los habitantes de esta ciudad una de las grandes protagonistas es precisamente la “Virgen de los Milagros”, alrededor de la cual nació, creció y se desarrolló esta ciudad.

Detrás de esta devoción hay una historia vinculada a un indígena converso que ante una situación apremiante donde corría riesgo su vida prometió esculpir una imagen de la Virgen en madera si ésta lo salvaba. Pero fue la propia Virgen quien se le apareció y le dijo dónde esconderse (“detrás del bosque de yerba”, en guarní ka’a kupé), y justo a su lado había un grueso tronco.

Gracias a esto el indígena cumplió su promesa y utilizó esa madera de ese tronco que terminó sirviendo para hacer dos tallas, una de las cuales fue para una iglesia y la otra para su devoción personal.

Con el paso de los años otro acontecimiento vinculado a una inundación probó la fe del pueblo y los padres franciscanos organizaron entre la población local diversos ruegos para calmar las aguas, que retrocedieron y que dejaron una sorpresa: una imagen de la Virgen flotando, por lo que desde ese momento fue considerada Virgen de los Milagros.  Posteriormente el lugar se siguió poblando hasta ser denominado Valle de Caacupé (en referencia a las palabras de la Virgen).

No en vano, debido al rol protagónico de esta advocación en el país sudamericano –actualmente conocida como la Virgen de los Milagros de Caacupé- esta ciudad es considerada “la capital espiritual de Paraguay” y uno de sus principales atractivos es la Basílica menor de Caacupé, categoría que el dio el propio papa Francisco cuando visitó el país en el año 2015.

Año a año son innumerables los peregrinos que recorren la ciudad en procura de llegar hasta los pies de la Virgen y uno de los momentos más fuertes y coloridos se dan durante la fiesta de la Inmaculada Concepción, cada 8 de diciembre.

Recientemente la ciudad se volvió a vestir de fiesta en ocasión de los 257 años de la fundación de la ciudad y como no podía ser de otra manera hubo una misa de acción de gracias.

Yluux-cc

¡Hasta la “abuela peregrina” visita Caacupé!

En el marco de estos días festivos otro hecho curioso se dio en Caacupé. En este caso tiene que ver con la italiana de 93 años Emma Morosini, una mujer que hace más de 70 años recorre el mundo en cumplimiento de una promesa hecha a la Virgen María luego de haber sido curada de una enfermedad.

Debido a sus caminatas a lo largo de todo el mundo esta mujer ha obtenido fama mundial e incluso ha saludado al papa Francisco en el Vaticano.

Pero recientemente llegó a Paraguay por primera vez con el objetivo de conocer a la Virgen de Caacupé, por lo cual tenía previsto caminar desde Asunción a la Basílica (unos 54 kilómetros) para rendirle homenaje y seguir cumpliendo su promesa. Y todo esto en compañía de una maleta, un bolso de dormir y un cuaderno de apuntes, indica Última Hora, el medio que registró esta particular historia.

Newsletter
Recibe Aleteia cada día