¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

5 frases inspiradoras “En búsqueda de la Felicidad”

SUNSET
Mooshny - Shutterstock
Comparte

Un film o se trata de no sufrir tristezas y fracasos, sino cómo haces para superarlos

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Esta película protagonizada por Will Smith es de esas cintas que no sólo son entretenidas, sino que además tiene una enseñanza, sobre todo porque está inspirada en un caso de la vida real. Para quienes no la han visto, narra la historia del estadounidense Chris Gardner, quien invierte sus pocos ahorros de vida en unos equipos médicos para venderlos y resulta un fracaso, al punto de llegar a situación de calle junto a su pequeño hijo Christopher.

Tratando de vender los equipos, un ejecutivo le ofrece una pasantía para optar a un cargo como corredor de bolsa, pero no es paga, así que Chris se ve en una gran disyuntiva, pero finalmente se arriesga sin contarle a nadie su verdadera situación, buscando la calma entre la tormenta.

CURIOUS
Tomsickova Tatyana - Shutterstock

1. “Oye, no dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo, ni siquiera yo”

Gardner le dice esta frase a su hijo luego de que el pequeño le dijera que quería ser un jugador de baloncesto profesional en plena cancha y él le contestará que no se ilusionara demasiado con eso. El chico deja de jugar y enseguida se pone muy triste, sobre todo porque esas palabras tan duras vienen de su padre. Gardner se da cuenta que está saboteando a su propio hijo y que más bien le está enseñando a no luchar por sus sueños y a rendirse sin ni siquiera intentarlo.

Por eso le dice esa frase (la mejor escena, a mi parecer, de esta película) y le añade que muchas personas, frustradas por no cumplir sus propios anhelos, intentan destruir los de los demás, y por eso es tan importante ir en búsqueda de lo anhelado con mucho empeño.

En el fondo, el personaje de Will Smith no sólo se lo está diciendo al chico, sino también a él mismo, porque está tratando de salir de una mala situación económica haciendo una pasantía no remunerada para poder conseguir un cargo en una gran empresa compitiendo con decenas de personas que, en apariencia, “son mejor que él” y no tienen ni la mitad de sus problemas.

HAPPY
Rawpixel.com - Shutterstock

2. “La riqueza también puede ser la actitud de gratitud con la cual nos recordamos a nosotros mismos nuestras bendiciones cada día”

A veces caemos en el error de pensar que riqueza es sinónimo de dinero, pero a veces la verdadera “fortuna” está en aprender apreciar cada día y a dar las gracias por lo que se tiene y es verdaderamente valioso.

Quizá ahora estás pasando por una crisis económica, como es el caso del personaje principal del film, pero si tienes a tu familia a tu lado apoyándote y/o salud para luchar y salir adelante, quizá hasta puedas “tener más” que una persona rica en bienes materiales pero vacía en sentimientos.

Cada día es una oportunidad para reflexionar y agradecer lo bueno que se tiene, porque desde el positivismo y la esperanza, el sol siempre termina saliendo.

BASKETBALL
Shutterstock

3.  El futuro era incierto, absolutamente, y había muchos obstáculos, giros y vueltas por venir, pero siempre y cuando me mantuviese en movimiento hacia adelante, un pie delante del otro, las voces del miedo y la vergüenza, los mensajes de aquellos que me querían hacer creer que yo no era lo suficientemente bueno, serían calmadas.

La vida es un constante crecimiento. A veces tendremos días malos, en otras oportunidades las cosas no saldrán como planeamos y a veces nos toparemos con personas que nos quieran contagiar desánimo… pero lo importante es fijar la vista hacia el horizonte, hacia donde queramos llegar, y poco a poco ir avanzando sabiendo que habrá tropiezos en el camino y que, si nos caemos, simplemente hay que levantarnos y seguir en esa búsqueda constante de aquello que nos hará felices.

Shutterstock

4. “¿Qué me dirías si un hombre entra aquí sin camisa y lo contrato?”  “Que debió tener unos fabulosos pantalones”

Esta pregunta se la hace el dueño de la empresa a Gardner en su entrevista, ya que se presentó con manchas de pintura en su cuerpo y ropa informal (la policía se lo había llevado preso un día que pintaba su casa por no pagar las multas de estacionamiento y tuvo que correr de la estación a la compañía).

Gardner tiene esta respuesta maravillosa que, de fondo, lo que quiere decir es que toda persona tiene sus virtudes particulares y, como reza el famoso dicho, “no se puede juzgar a un libro por su portada”. A veces uno también cae en esto y se juzga a los demás a la ligera sin ver la otra cara de la moneda, ejercicio que puede ser muy enriquecedor e, incluso, gratamente sorpresivo.

5. “Algunos cuestionarán tus credenciales, papeles y títulos. Otros buscarán todas las maneras de minimizar tu valor. Pero lo que está dentro de ti, nadie puede quitártelo o empañarlo. Ese es tu valor, quien realmente eres”

Un currículum se puede modificar, pero quién eres como persona, aunque no esté escrito en un papel, a veces dice mucho más de ti. Claro que los estudios y las especializaciones son importantes, en algunas profesiones más que otras, pero tu verdadero valor está en lo que haces por los demás, tu forma de actuar y cómo aprovechas el conocimiento adquirido, no sólo para tu beneficio personal, sino también para el bienestar colectivo.

Quizá a alguien lo contraten por su currículum ejemplar, pero si trata mal a la personas y no sabe trabajar en equipo, probablemente no dure mucho. Cuando la gente muere, no la recuerdan por el postgrado que hizo, sino por su manera de obrar y ser. 

Sin duda, la búsqueda de la felicidad es un trabajo constante. Se ha filosofado tanto sobre ella que es imposible simplificarla o hablar de un concepto absoluto. El año pasado, circuló este texto y se dijo que era del Papa Francisco.

Nunca se confirmó y todo apunta que se trata más bien de un autor anónimo, pero creo que su contenido es realmente valioso, sobre todo en esta plática de la búsqueda de la felicidad: “Me gustaría que recordaras que ser feliz no es tener un cielo sin tempestades, camino sin accidentes, trabajos sin cansancio, relaciones sin decepciones. Ser feliz es encontrar fuerza en el perdón, esperanza en las batallas, seguridad en el palco del miedo, amor en los desencuentros. Ser feliz no es sólo valorar la sonrisa, sino también reflexionar sobre la tristeza. No es apenas conmemorar el éxito, sino aprender lecciones en los fracasos”.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.