¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

A Dios le importan tus sueños

SEN
Amy Treasure/Unsplash | CC0
Comparte

El camino a veces (casi siempre) es largo y exige fe

No dejes de soñar y creer. A veces todo parece muy lejos de realizarse. Pero no lo es.

A veces necesitamos tener más paciencia y saber esperar el tiempo adecuado para que cada cosa suceda.

Por difícil que parezca, necesitamos entender que intentar apresurar las cosas o tomar atajos no nos lleva a donde deseamos llegar.

La mayoría de las personas para en medio del camino y desiste en los primeros intentos frustrados.

El camino a veces (casi siempre) es largo y exige fe. Mucha fe.

Yo tengo muchos sueños. A veces apoyo la cabeza en la almohada y pienso que no es posible. ¿Sabes cuando te quedas imaginando?

Pero sabes, Dios no pondría deseos y sueños en mi corazón imposibles de realizar. No importa el tiempo que lleve, yo se que Él escucha y sabe, todo. Eso me da paz.

La fe tiene esa cosa bonita de devolvernos la esperanza y me gusta eso, porque a veces todo es muy sombrío. Entonces, no dejes de creer.

No se lo que pides o sueñas alcanzar. Puede que no haya salido bien ayer, hoy o incluso mañana. Pero saldrá bien en algún momento si sigues intentando y creyendo.

Los sueños son posibles y, cuando los dejes en las manos de Dios, se volverán reales. Créelo.

Por Soma de todos os afetos

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.