¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

A Dios le importan tus sueños

SEN
Amy Treasure/Unsplash | CC0
Comparte

El camino a veces (casi siempre) es largo y exige fe

No dejes de soñar y creer. A veces todo parece muy lejos de realizarse. Pero no lo es.

A veces necesitamos tener más paciencia y saber esperar el tiempo adecuado para que cada cosa suceda.

Por difícil que parezca, necesitamos entender que intentar apresurar las cosas o tomar atajos no nos lleva a donde deseamos llegar.

La mayoría de las personas para en medio del camino y desiste en los primeros intentos frustrados.

El camino a veces (casi siempre) es largo y exige fe. Mucha fe.

Yo tengo muchos sueños. A veces apoyo la cabeza en la almohada y pienso que no es posible. ¿Sabes cuando te quedas imaginando?

Pero sabes, Dios no pondría deseos y sueños en mi corazón imposibles de realizar. No importa el tiempo que lleve, yo se que Él escucha y sabe, todo. Eso me da paz.

La fe tiene esa cosa bonita de devolvernos la esperanza y me gusta eso, porque a veces todo es muy sombrío. Entonces, no dejes de creer.

No se lo que pides o sueñas alcanzar. Puede que no haya salido bien ayer, hoy o incluso mañana. Pero saldrá bien en algún momento si sigues intentando y creyendo.

Los sueños son posibles y, cuando los dejes en las manos de Dios, se volverán reales. Créelo.

Por Soma de todos os afetos

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.