Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 28 febrero |
Santos Mártires de Alejandría
home iconCultura e Historia
line break icon

El venezolano que fundó la Universidad de Chile

CHILE

Sisib Universidad de Chile (CC BY 2.0)

Macky Arenas - publicado el 25/09/18

Fue el humanista Andrés Bello, su primer rector, un día de Septiembre de 1843

Sucesora directa de la Universidad Real de San Felipe (fundada en 1747), la nueva Casa de Estudios constaba de cinco facultades –Filosofía, Humanidades, Leyes y Ciencias Políticas, Matemáticas y Física, Medicina y Teología- además de una academia especial de Ciencias Sagradas.

Como no contaba con edificio propio, la Universidad de Chile ocupó un pabellón del Instituto Nacional hasta que, en 1872, abrió sus puertas Casa Central, ubicada en Alameda 1058, que sobrevive has hoy. La Casa Central es Monumento Histórico de Chile por Decreto del Ministerio de Educación del 7 de enero de 1974.

Don Andrés Bello, considerado como el más grande humanista de Iberoamérica, nace en Caracas el 29 de noviembre de 1781. Su vida se desarrolla en tres grandes escenarios: la Caracas de fines del siglo XVIII y principios del XIX, que fue una de las ciudades más cultas del imperio español en América; el Londres que estaba convirtiéndose en la capital de un nuevo imperio mundial, y finalmente Chile, donde realiza la parte más fecunda de su obra.

En sus años juveniles, Bello fue apreciado como poeta, dentro de los cánones del neoclasicismo en boga. Por ese tiempo inició también sus trabajos de investigación lingüística y filológica. Concluyó la primera versión de su «Análisis Ideológico de los Tiempos de la Conjugación Castellana».

Para 1.800, a pesar de que Caracas no concentraba para la época -ni mucho menos- los recursos culturales o la acción oficial de España era una ciudad que llamaba la atención, a cualquier europeo que la visitaba, por su actividad y nivel cultural. Bello destacaba en las tertulias caraqueñas con algunos poemas, por sus redacciones en la Gazeta de Caracas, y se le conoció en alguna época con la denominación de “Cisne de Anauco”.

El 5 de julio de 1811 se declaró la Independencia de Venezuela. Bello pasa a Londres, al servicio del nuevo gobierno. Allí vivió 19 años. El primero de sus contactos fue con su coterráneo Francisco de Miranda. Bello vivió en su casa de Grafton Street hasta 1812, y trabajó en la rica biblioteca que ocupaba todo un piso de la residencia. Bello trabajó, además, en las magníficas bibliotecas públicas de la capital británica: la del British Museum y la London Library. Allí leyó los clásicos griegos y latinos, y dispuso de impresos y manuscritos de extraordinario valor para sus estudios filológicos.

En Europa, Andres Bello se preparaba para colaborar en la independencia cultural de Latinoamérica. Independencia que él sabía debía ser también, agradecida. De lo que se trataba según expresó muchas veces, era de aprovechar todo el progreso cultural y científico de los europeos y del mundo en general, para que Latinoamérica no tuviera que pasar por los mismos sufrimientos y demoras por los que pasaron los europeos para lograrlo. Latinoamérica debía actualizarse rápidamente, alcanzar el nivel cultural y científico europeo, y desde allí aportar a la humanidad.

Andrés Bello llegó a ser uno de los más eminentes juristas de toda América. Para su formación en este campo fueron fundamentales sus años londinenses. Allí profundizó en el Derecho Internacional, agregando a los conocimientos tradicionales las novedades producidas por los grandes acontecimientos de la época: las guerras napoleónicas, la Independencia de América y el Congreso de Viena.

Decisiva para su formación jurídica fue su adhesión a la escuela utilitaria de Jeremías Bentham. Las ideas de éste sobre codificación influyeron poderosamente en la monumental tarea de preparación del Código Civil de la República de Chile, que se considera uno de los más grandes aportes del sabio caraqueño.

Por otra parte, en Londres Andrés Bello redacta sus célebres Silvas Americanas, que introducen nuestra tierra y la gesta de la independencia como gran tema poético en la literatura universal.

ANDRES BELLO
Raymond Monvoisin - Public domain

Bello llegó a Valparaíso, Chile, junto a su familia el 25 de junio de 1829. Ejerció como subsecretario de Relaciones Exteriores y, al fundarse el periódico oficial «El Araucano», se encarga a Bello la redacción de las secciones extranjera y cultural.

Se le otorgó por ley la nacionalidad chilena y pasó a integrar la Junta de Educación que debía proponer los planes y programas de todos los colegios del país.

Fue elegido senador de la República, y reelegido en dos períodos sucesivos hasta el año anterior al de su muerte, 1864.

En 1842 se fundó la Universidad de Chile, tras la aprobación de su nueva ley orgánica. Bello fue designado rector, y reelegido mientras vivió. Además, se le nombró miembro de las Facultades de Leyes y de Humanidades. Fue Rector de la Universidad de Chile durante el período 1843 – 1865.

Aun cuando tomó como modelos a las universidades inglesas, a la de Berlín y a la napoleónica, Bello creó un nuevo paradigma de Universidad ajustado a las condiciones especiales de Chile y, en general, a las necesidades comunes de los países latinoamericanos en trance de desarrollo», como lo señala el filósofo de la educación Roberto Munizaga.

La gestión rectoral de Andrés Bello, que se extiende desde 1843 a 1865, fue extraordinariamente fecunda, no sólo para la Universidad, sino para la cultura y el desarrollo integral del país.

La página de la Universidad de Chile también cita al profesor Alamiro de Ávila: «Hacia 1850, a los 70 años de edad, Bello desempeñaba al mismo tiempo las funciones de rector, subsecretario de relaciones exteriores y de consultor de gobierno, de senador, de redactor de «El Araucano» y, además, trabajaba intensamente en la elaboración del Código Civil y en sus obras de derecho, de filología y sus producciones literarias».

Andrés Bello muere el 15 de octubre de 1865. Su fallecimiento fue motivo de duelo para todo el país.

Sus aportes a las Ciencias del Lenguaje, a la Educación, junto a su Obra Jurídica, se considera lo más vasto y sólido producido en el continente iberoamericano.

Tags:
chileculturauniversidad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
2
MEXICO
Pablo Cesio
México: El hombre que llegó a su propia misa de cuerpo presente
3
BABY
Aleteia Team
El bebé que nació agarrado al DIU
4
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preguntas
5
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
6
Redacción de Aleteia
El cuerpo intacto de Santa Bernardita: Lo que dijeron los médicos...
7
ALICE BATTENBERG
Adriana Bello
La monja de la realeza
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.