Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Mira lo que pasa cuando crecen los niños superdotados

TEENAGER WORKING
Shutterstock
Comparte

¿Cómo ser “superdotado” puede afectar su vida adulta?

¿Cómo sabes si eres superdotado?

En su libro, Trop Intelligent Pour Être Heureux? L’Adulte Surdoué (¿Demasiado inteligente para ser feliz? El adulto superdotado- traducción libre), la psicóloga Jeanne Siaud-Facchin observa que las personas con alta capacidades generalmente no reconocen sus dones.

Según la autora, una de las características de la inteligencia es que la persona duda de sí misma. En consecuencia, las personas talentosas no se consideran talentosas.

Siaud-Facchin también observa que ser superdotado es mucho más que inteligencia: es también corazón, emociones, y una manera particular de interactuar con el mundo.

Ella añade que ser superdotado es poseer inteligencia poderosa y sensibilidad intensa que afectan todos los aspectos de la vida. Ser superdotado, como cualquier otra categorización de la personalidad, no es una cuestión de blanco y negro, “eres o no eres”.

Todo el mundo es diferente, y no todas las personas talentosas tienen las mismas capacidades. Pero, esta descripción general puede ser útiles como una herramienta para ayudarles a desarrollar tu verdadero potencial.

Hipersensibilidad

Como los niños, los adultos superdotados tienen una gran capacidad de admiración. Ellos pueden sentir una profunda alegría ante el más leve estímulo, o quedar completamente devastados por la menor injusticia. Ellos también tienden a ser muy susceptibles a la humillación.

A causa de su extrema sensibilidad, las reacciones a veces son excesivas. Como resultado, las personas superdotadas generalmente poseen profunda empatía y se preocupan por los demás.

Ellas absorben las emociones de los demás, lo que puede provocar sentimientos de culpa: ¿cómo puedo ser feliz cuando los demás sufren?

Bien canalizada, esa sensibilidad y empatía pueden volverlas grandes santos, filántropos o artistas.

Percepción perspicaz

Los adultos talentosos son muchas veces muy perceptivos, captan y procesan mejor las imágenes e sus impresiones. De esta manera no solo conocen el mundo y a los demás, sino que también se conocen a sí mismos.

Pero esas capacidades aumentadas pueden a veces ser desestabilizadoras. Porque las personas superdotadas tienden a estar muy conscientes de sus límites y se sienten perpetuamente insatisfechas.

Ellas pueden buscar cambios frecuentes en un intento por encontrar la satisfacción que les escapa. Los arrepentimientos generalmente se remarcan en la mente.

Sin embargo, esa percepción también puede ser una bendición. La visión clara sobre las limitaciones y fallas vuelve posible encontrar soluciones y progresar, y también puede combinarse con una mayor apreciación de éxito, belleza, bondad y verdad.

Ve las posibilidades

Las personas superdotadas pueden estar atormentadas por muchos miedos. En la vida cotidiana, pueden considerar ansiosamente todo lo que podría salir mal.

Páginas: 1 2

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.