Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 23 abril |
San Jorge
home iconEstilo de vida
line break icon

Ese tesoro que queremos recuperar: la calma

POGAWĘDKA

Jovo Jovanovic/Stocksy United

Dolors Massot - publicado el 09/08/18 - actualizado el 09/08/18

Si valoras la paciencia, los tiempos de espera y la lentitud, estás comenzando a cuidar tu interior más valioso.

En la esfera privada, la sociedad contemporánea fácilmente se deja invadir por el ruido: las redes sociales no dan un instante de tregua, reclaman nuestra atención cuando recibimos una notificación o cuando alguien nos deja un mensaje. Se ha roto la idea de que alguien debe esperar para recibir una respuesta.

Aunque no nos lo diga abiertamente, un mensaje a la espera es un toc-toc a la puerta que espera ser atendido inmediatamente. Las prisas por hacer que todo sea inmediato nos condicionan y nos llegan a angustiar. Puede que, incluso en momentos en que debemos tomar decisiones importantes, la prisa nos atenace: la compra del piso con su hipoteca, el reparto de una herencia…

Cuando uno lleva años sufriendo una merma en la calidad de vida porque no para de vivir atendiendo los reclamos de los demás y de la publicidad, los mecanismos de la intimidad un buen día nos muestran una señal de alarma: estrés, caída del cabello, piel deshidratada, dermatitis… Son señales de que el cuerpo somatiza la preocupación.

MOTHER
Shutterstock-CREATISTA

A veces la vida a uno lo para de golpe, pero otras somos nosotros los que vamos observando, madurando y decidiendo, también gracias a los buenos consejos de otros.  Es así como muchos descubren el modo de vivir slow, o de desaceleramiento. 

Vivir en modo slow es ser conscientes de que nosotros vamos a decidir las cosas en última instancia.

Si vives la paciencia en la educación de los niños, recibirás el agradecimiento cuando sean mayores y vean cuántas veces te mordiste la lengua antes de regañarles.

Si eres paciente con los mayores, les estás aportando seguridad y tranquilidad a su vejez.

Si eres paciente con los ancianos, no  tendrás necesidad de dar lecciones sobre el amor en la familia.

GRANDPA
ALENKA ŽNIDAR | DRUŽINA

Si sabes esperar a que te atiendan en un organismo público, das muestras de ciudadanía. Cuando llegue la hora de exigir, también sabrás vivirla a fondo.

Aprende a desacelerar los procesos que habías comenzado a vivir con estrés: levántate 5 minutos antes y podrás desayunar con más calma, por ejemplo.

FAMILY RUNNING IN PARK
Getty Images

¿Se trata de ser lentos?

Ni lentos ni rápidos, el éxito de la vida está en encontrar la justa medida. Muchos hablan de aprovechar el tiempo. Séneca lo dijo de una manera mejor: vive tu tiempo de manera significativa.

  • ¿Fue significativo para tus padres el último domingo que almorzaste con ellos?
  • ¿Ha sido significativa la celebración de aquel sobrino, en medio de globos y dulces? Porque lo que de verdad importa es otra cosa, no los globos.

Tener en mente que la calidad de tu tiempo está por encima de la cantidad te aportará tranquilidad, seguridad en tu propio ser y la satisfacción del deber cumplido, al acabar cada jornada.

Tags:
calmalentitudpacienciapaz
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
2
Juan Daniel Escobar Soriano
¿Por qué un católico no puede pertenecer a la masonería?
3
SPANISH FLU
Bret Thoman, OFS
Lo que Padre Pío vio en la Gripe Española de 1918
4
Claudio de Castro
Un alma desde el Purgatorio clama: “¡Ayúdame!”
5
Salvador Aragonés
La gran preocupación del Papa (y de la que no hablan los medios)
6
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
7
couple
Anna Gebalska-Berekets
La receta «irresistible» del Padre Pío para un matrimonio feliz
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.