¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Por favor ayúdanos a mantener la luz.
COMPROMÉTETE AHORA
Aleteia

Si traes pistola no puedes entrar al templo… pero que no se entere un asesino

NO GUNS
Shutterstock-Bumble Dee
Comparte

Polémica en Fort Worth (Texas): ¿Son los templos lugares para matar con absoluta impunidad a feligreses orando y desarmados?

En la diócesis de Fort Worth, vecina a la de Dallas, en el norte del Estado de Texas, las autoridades eclesiásticas comenzaron a retirar el letrero de prohibido portar armas de fuego en los espacios propiedad de la Iglesia.

¿Ha cambiado en esta diócesis, la política de prohibición de portar armas en un Estado en el que se puede andar por la calle con armas de fuego de forma oculta o de forma abierta? No, lo que ha cambiado es la política de seguridad en los templos, política recomendada por los expertos.

El motivo de fondo de la retirada de los carteles de “No armas de fuego” en las propiedades de la Iglesia católica es el de despistar a los posibles agresores y hacerles creer que no se trata de un “sitio seguro” para matar con absoluta impunidad a feligreses orando y desarmados.

Reminiscencias de Sutherland Springs

El asunto proviene del tiroteo masivo en el que murieron 26 personas acribilladas en el interior de un templo bautista en Sutherland Springs, Texas, el 5 de noviembre de 2017. El asesino, un tal Robert Murphy, usó un rifle Ruger-AR556 con el que mató a los fieles que se encontraban en el servicio religioso dominical.

Algunos fieles de la diócesis de Fort Worth, con permiso de portación de armas, también habían exigido la retirada de los letreros que impedían que la gente entrara armada a los templos católicos de la jurisdicción.

Uno de ellos le dijo al canal de televisión afiliado a NBC en Dallas-Fort Worth que esos carteles eran “publicidad efectiva de una zona libre de armas”, lo cual “notificaba a las personas que buscaban hacer daño” que la ubicación “era vulnerable”.

Cada quien se defiende como puede

Ahora, en lugar de colocar letreros cerca de las entradas de las iglesias en toda la diócesis de Fort Worth, la notificación de la prohibición de armas se incluirá en los boletines semanales del domingo. Algo mucho menos expuesto a tiradores con ansia de encontrar presas indefensas.

Las medidas de seguridad adicionales, como el entrenamiento de la congregación, cámaras, vallas y la contratación de oficiales de policía fuera de servicio, se dejan a la discreción de las parroquias individuales dentro de Fort Worth.

En enero de 2016 marcó en Texas la entrada en vigor de una nueva ley de portación abierta de armas de fuego. La ley permite que los texanos que tienen licencia para portar armas de manera oculta, ahora porten sus armas en su funda, a plena vista.

Quitar tramos de “conveniencia” a los tiradores masivos

Sin embargo, la ley, en principio, prohibía las armas en ciertos lugares públicos, entre ellos, iglesias, hospitales, correccionales y algunos lugares donde se vende alcohol. Los negocios también tenían la opción de prohibirle a sus clientes que llevaran armas abiertamente mediante la colocación de señales fuera de las tiendas.

Los poseedores de armas que ignoraran esas señales se arriesgaban a violar las leyes del Estado y enfrentarían castigos y multas. Sin embargo, después de lo de Sutherland Springs, los asesores de seguridad y los mismos fieles han detectado que esos letreros le “convienen” más a los asesinos en masa que a los orantes indefensos.

Y han decidido no hacerle el juego a los posibles criminales que por un quítame estas pajas pueden usar una de sus múltiples armas legales para arrasar a una comunidad, ya sea de niños en la escuela, de jóvenes preparatorianos, de señores y señoras que rezan, o de asistentes a un concierto de música country.

Los reyes del armamento civil

Se estima que hay aproximadamente 310 millones de armas de fuego disponibles para los civiles estadounidenses, según un informe del Instituto Nacional de Justicia que data de hace casi una década (no se han liberado más informes al respecto). India es el el país con la segunda reserva de armas de fuego para civiles más grande del mundo, estimada en 46 millones.

Los cálculos más actualizados sitúan la reserva mundial de armas para civiles en unos 650 millones. Según Small Arms Survey, organización con sede en Suiza, la cantidad de armas de fuego de civiles probablemente ha aumentado desde 2007.

La producción de armas de fuego continúa proliferando en todo el mundo, superando los efectos que podría tener la destrucción de las mismas. Y Estados Unidos es el campeón en todos los rubros. Con Texas a la cabeza. Por eso, mejor quitaron los letreros de no portación de armas en los templos de Fort Worth.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.

Millones de lectores en todo el mundo - incluyendo miles de cristianos de Oriente Medio - cuentan con Aleteia Árabe para informarse, obtener inspiración y aliento. Por favor considera la posibilidad de ayudar a esta edición con un pequeño donativo