¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

El alcalde “Millenial” de Stockton (California) ensaya un plan contra la pobreza

HOMELESS
Comparte

La idea es que, a principios de 2019, se proporcione el estipendio mensual –proveniente de fondos privados-  a un grupo selecto de 100 residentes del área de Stockton

Quizá sea por su edad –27 años— que Michael Tubbs, alcalde de Stockton (California, Estados Unidos) se ha comprometido en llevar a cabo un novedoso proyecto para combatir la pobreza en su ciudad: dotar de un ingreso básico garantizado de 500 dólares mensuales a sus residentes menos favorecidos.

Michael Tubbs, quien pertenece al Partido Demócrata, es el primer alcalde afroamericano de Stockton, California, y el alcalde más joven en la historia de Estados Unidos al frente una ciudad de más de 100.000 personas (en la actualidad, Stockton tiene una población de 307.000 habitantes, uno de cada cuatro está en la pobreza).

Antes de ser elegido alcalde en noviembre de 2016, Tubbs se desempeñó como concejal de la ciudad en representación del Consejo del Distrito 6, un distrito pobre donde creció. Es el funcionario electo más joven en la historia de Stockton y uno de los funcionarios elegidos más jóvenes de la nación.

La idea de este alcalde “Millenial” es que, a principios de 2019, se proporcione el estipendio mensual –proveniente de fondos privados-  a un grupo selecto de 100 residentes del área de StocktonEl tiempo de prueba será de 18 meses.  Una vez concluido ese periodo se evaluará si usaron bien o mal el dinero y cancelar o extender el programa a mayor número de personas.

Hay un antecedente: Stockton se declaró en bancarrota en 2012 después de años de grandes gastos en proyectos que, supuestamente, iban a atraer inversiones y riqueza, como un nuevo y resplandeciente puerto deportivo donde los yates podrían atracar. Mientras tanto, la ciudad tenía una tasa de homicidios que había superado a la de Chicago.

“Gran parte de la estrategia de inversión en el pasado fue, ‘Creemos esta imagen de la ciudad’, mientras realmente descuidamos invertir en las personas”, dijo Tubbs en una conversación para el podcast Off Message de POLITICO Magazine.

Tras de haber evaluado el uso del ingreso básico de los ciudadanos selectos, luego, tal vez, en dos o tres años, podamos tener una discusión mucho más informada sobre la red de seguridad social, los ingresos que se merece la gente y la mejor manera de hacérselos llegar, porque tendremos más datos e investigaciones”, dijo Tubbs a la agencia Reuters.

 

New America(CC BY 2.0)

Financiamiento con fondos privados

El proyecto piloto de Tubbs –quien apenas si conoce a su padre biológico, hoy en la cárcel, y cuya madre lo tuvo a los 17 años de edad—no es financiado con fondos públicos, sino que de él se hace cargo el Proyecto de Seguridad Económica, una red filantrópica copresidida por el cofundador de Facebook, Chris Hughes.  El presupuesto entregado a Stockton es de un millón de dólares.

La idea de que los gobiernos proporcionen un ingreso básico universal a sus ciudadanos ha ido ganando fuerza a nivel mundial. El gobierno finlandés está llevando a cabo una prueba de dos años para proporcionar a 2.000 personas desempleadas pagos mensuales de aproximadamente 660 dólares.

En Alaska, cada residente ha recibido durante mucho tiempo un cheque de dividendos anual de los ingresos provenientes del petróleo del Fondo Permanente de Alaska, que según Tubbs es un modelo para su enfoque. El año pasado, el pago en Alaska fue de 1,100 dólares por habitante de ese Estado de la Unión Americana.

Hughes, de 34 años, ha propuesto que el gobierno de los Estados Unidos otorgue un ingreso garantizado de 500 dólares por mes a todos los trabajadores estadounidenses que ganen menos de 50.000 dólares al año, con un costo total de 290 mil millones de dólares al año.

El cofundador de Facebook dice que una tasa impositiva de 50 por ciento sobre el ingreso y las ganancias de capital para los estadounidenses que ganan más de 250. 000 dólares anuales pagaría la propuesta en su conjunto.

Desde luego, el programa tiene sus detractores.  La misma OCDE se opone a la idea del ingreso básico universal.  Pero si el experimento de Tubbs funciona para Stockton: ¿quién más estaría dispuesto a realizarlo?

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.