Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 16 abril |
Santa Bernardita Soubirous
home iconEstilo de vida
line break icon

Por qué deberías darte el permiso de hacer siestas más a menudo

WOMAN,ASLEEP,COUCH

Shutterstock

Calah Alexander - publicado el 20/05/18

Hay pruebas científicas de que un rápido periodo de sueño durante el día puede mejorar nuestra salud

Confesión: no se me dan bien las siestas. Para nada.

Para mí las siestas suelen salir de dos maneras: una es que duermo a pierna suelta, totalmente exhausta, noqueada, como un muerto, y me despierto desconcertada, atontada y malhumorada. La otra es cuando yazco en la oscuridad durante 45 minutos y doy una ligera cabezada antes despertar con una sacudida de pánico porque he recordado otra cosa que debería estar haciendo en vez de dormir la siesta.

No obstante, ya que mi nuevo horario incluye madrugones muy temprano y trasnochar muy tarde tres días a la semana, las siestas se han convertido en algo necesario. Y aunque todavía no me salen bien del todo, estoy empezando a valorar las siestas como, según explica Psychology Today, “un medio poderoso de rejuvenecer tu bienestar mental y físico”.

Hace millones de años, nuestros ancestros primates vivían en los árboles y eran durmientes polifásicos, es decir, dormían varias veces a lo largo del día y de la noche. Cuando emergió nuestra especie, bajamos de los árboles y nos convertimos generalmente en durmientes monofásicos, con un periodo principal de sueño durante la noche.

Sin embargo, algunos humanos siempre tuvieron una tendencia hacia un ciclo de sueño polifásico, algo que es una realidad para muchas personas también hoy en día.

Muchos atletas de alto nivel también aprovechan la oportunidad de hacer la siesta antes de una competición (…). Estos atletas conocen el poder que genera un sueño saludable y han aprendido a concentrar ese poder en optimizar su rendimiento.

Puedes aplicar este mismo principio a tu propia vida, echando una siesta antes de afrontar un gran desafío o una tarea que requiere que des lo mejor de ti.

Creo que el concepto de sueño polifásico es interesante y convincente, porque he conocido a suficientes personas (¡mi propia madre!) que simplemente funcionan mucho, mucho mejor cuando duermen siesta. También creo que no es algo para lo que yo esté hecha, porque las siestas suelen dejarme mucho más atontada y cansada de lo que estaba antes de hacerlas.

Sin embargo, he notado que siestas de una hora a mediodía en días que tengo entrenamientos matinales y nocturnos, son el equilibrio óptimo para mí. 30 minutos, o incluso 45 minutos, es muy poco para dormir realmente. Y una hora y media es demasiado, porque en ese tiempo caigo en sueño profundo y me despierto desorientada. Sin embargo, una hora es perfecto… lo suficiente para descansar, pero no lo bastante como para entrar en REM.

Todavía me siento aturdida al levantarme, pero tiende a pasarse una vez empiezo a moverme y ya desaparece del todo en cuanto salgo al sol a prepararme para el entrenamiento. La combinación pos-siesta de vitamina D y un poco de estímulo al corazón es mucho más efectiva que un litro de café (confiad en mí, lo he probado).

Y lo cierto es que mis entrenamientos en el campamento son mucho mejor los días que tengo tiempo para una siesta reparadora. Tengo más energía y me concentro mejor, lo cual implica que mis alumnos entrenan mejor. Por sorprendente que parezca, también duermo mejor las noches que he dormido siesta durante el día y me despierto más refrescada de lo habitual.

Así que probablemente esto de la siesta debe de tener algo bueno, pero si no me creéis, os animo a hacer una evaluación empírica por vuestra cuenta. Por el bien de la ciencia.

Tags:
bienestardormirsalud
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
RIVELAZIONE
Maria Paola Daud
La Virgen que se apareció en Roma, revelándose a un adventista
2
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
3
Miriam Díez Bosch
¿Un santo en el Titanic?
4
SANDOKAN
Inma Álvarez
La verdadera historia de Sandokán: era español y obispo
5
MARIA DEL VALLE
Esteban Pittaro
Conmoción en Argentina por una joven que falleció tras un aborto ...
6
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco bendecido con un pequ...
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.