Aleteia

Los indígenas de Iberoamérica alzan la voz: tenemos derecho a participar del desarrollo

MAPUCHE
Comparte

En América Latina existen 522 pueblos indígenas

“El Plan de acción de Iberoamérica para la Implementación de los Derechos de los Pueblos Indígenas contribuye a la realización de sus derechos, promoviendo objetivos comunes y una programación coordinada entre las autoridades nacionales, los pueblos indígenas (con la participación de mujeres y jóvenes indígenas), y con los organismos regionales y globales con presencia en la región”.

Esta podría ser la aportación del Primer Encuentro de Altas Autoridades de Iberoamérica sobre Pueblos Indígenas, celebrado en la ciudad de Antigua (Guatemala), Encuentro en el que se aprobó este Plan de Acción que es parte de una histórica Declaración Iberoamericana de Pueblos Indígenas. El documento será elevado a la XXVI Cumbre Iberoamericana de Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno a celebrarse el próximo mes de noviembre.

De acuerdo con el copresidente del Caucus Global de Jóvenes Indígenas de Naciones Unidas, Q’apaj Conde, “el Encuentro es ya un éxito porque puso en la misma mesa a representantes de Estado y jóvenes indígenas, mujeres indígenas y pueblos indígenas, y esto abre la posibilidad de diálogos a nivel nacional”.

Hay que recordar que, en América Latina existen 522 pueblos indígenas. México, Bolivia, Guatemala, Perú y Colombia reúnen al 87 por ciento de indígenas de América Latina y el Caribe. El restante 13 por ciento de la población indígena reside en 20 Estados distintos.

Destacan cinco pueblos con varios millones de personas como los Quechua, Nahua, Aymara, Maya yucateco y Ki’che, y seis con poblaciones entre medio y un millón de habitantes como los Mapuche, Maya q’eqchí, Kaqchikel, Mam, Mixteco y Otomí.

El Plan de Acción

La parte importante de la Declaración es el Plan de Acción en el que se busca incluir la perspectiva de los pueblos indígenas en los planes nacionales, para la implementación y seguimiento de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU.

Con ello se contribuye a la implementación de los derechos de los pueblos indígenas, promoviendo objetivos comunes, basados en los avances internacionales, “con un enfoque de derechos individuales y colectivos que permita atender los temas de la agenda regional con énfasis en las juventudes y mujeres indígenas”.

Para que los derechos humanos y las normas que los amparan sean cumplidas, se establecerán, en los diferentes países de Iberoamérica, mesas de trabajo con el objetivo de promover una cultura de diálogo y concertación entre los Estados y los pueblos indígenas.

De la misma forma, mujeres, jóvenes y ambientalistas desarrollarán las capacidades de los funcionarios dentro de los gobiernos para que puedan diseñar políticas públicas interculturales en favor de los pueblos indígenas.

El Plan de Acción lo que busca es, también, ampliar las relaciones de los pueblos indígenas con organismos internacionales y agencias de cooperación con énfasis en la Cooperación Sur–Sur para el desarrollo, entre otros aspectos.

El diseño e implementación estarán a cargo del Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y el Caribe (FILAC), organismo que brindará
asistencia técnica a los Estados y a los Pueblos Indígenas para la ejecución, sistematización y evaluación del trabajo, así como para la divulgación de sus principales resultados e impactos.

Declaración Iberoamericana de Pueblos Indígenas

Otro de los documentos aprobados en este Encuentro con más de 150 participantes fue la Declaración Iberoamericana de los Pueblos Indígenas, documento que respalda el Plan de Acción para avanzar en la promoción, protección y realización plena de los derechos de los indígenas en todos los rincones del continente.

La Declaración insta a promover “acciones coherentes y coordinadas entre las autoridades nacionales, los pueblos indígenas y los organismos de cooperación regionales y globales con presencia en la región”. De igual manera insta a los gobernantes a proveer los recursos suficientes para respaldar el Plan.

Con claridad y firmeza el documento establece mecanismos de participación de los pueblos indígenas “en armonía con su propia cosmovisión y cultura” en la implementación y seguimiento de los planes nacionales para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, mediante el empoderamiento multidimensional de la juventud, la infancia y las mujeres indígenas.

Finalmente, esta cumbre, ha dejado en claro la necesidad de promoción y atención de los temas prioritarios para los pueblos indígenas, como la situación de mujeres y jóvenes; la seguridad jurídica sobre las tierras, territorios, cuencas, bosques y demás recursos de los pueblos indígenas; los efectos del cambio climático; y el derecho a participar y a ser consultados.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.