¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Por favor ayúdanos a mantener la luz.
COMPROMÉTETE AHORA
Aleteia

No tengo hijos e igual sigo a mamás blogueras o instagrammers 

MOM BLOGGER
Jacob Lund - Shutterstock
Comparte

Es que ese maquillaje de 5 minutos es útil para cualquier mujer

Muchas mamás que deciden quedarse en casa cuidando de los chicos han descubierto una nueva forma de reconectarse con su lado de mujer y compartir con el mundo lo que aprenden en esta fase de su vida. Así, al mismo tiempo, las mujeres -con y especialmente sin hijos- hemos aprendido a valorar su visión de las cosas.

Y es que lo interesante de las madres blogueras actuales es que no es que se la pasan hablando de pañales, de ideas de manualidades para los chicos o de la comida que le dan para el colegio, sino también de cómo se han visto obligadas a reinventarse, a optimizar sus tiempos e, incluso, a luchar con su autoestima corporal.

De esta forma, dando una visión más real de la maternidad pero también más moderna y acorde a los tiempos que corren. Es como si te dijeran: “Hey, esto de ser madre no es todo color de rosa como antes las mujeres se veían forzadas socialmente a fingir, pero uno aprende muchas cosas, no es tu fin como persona e igual no lo cambiaría por nada del mundo. Y no, no sólo soy mamá, sigo siendo mujer”.

Así es interesante ver cómo una @ferrussian te puede hablar de cómo ha hecho para criar niñas fuertes y felices, pero también de su rutina de maquillaje de 5 minutos porque es el tiempo que tiene disponible en la mañana. Si tú tienes hijas, te quedas con ambas cosas; y si no, pues esa rutina de 5 minutos está genial para esos días que te quedas dormida y tienes reunión con tu jefe (e, incluso, le puedes dar una leída al post de las niñas y aprender algo de allí para ti misma).

En Aleteia también hemos hablado de @7paresdekatiuskas, el perfil en Instagram de Paloma Blanc, una supermamá de 8 hijos que comparte con sus seguidores su buen humor y alegría y trucos de organización del hogar que vienen bien a todos, aunque en nuestra casa no tengamos tanto bullicio como en la suya.

¿Te has repensado el hecho de ser madre porque temes que será el fin de tu progreso profesional? Puedes seguir @barbirodriguez que tiene toda una empresa de modelaje en Venezuela pero al mismo tiempo promueve el concepto de #TuTallaNoMideTuBelleza y brinda unos consejos estupendos de positivismo corporal y emprendimiento femenino que te serán útiles aunque no seas mamá.

Pachu nos invita en @PompasdeElefante a disfrutar de nuestro día a día. El suyo lo comparte con Rubén, su marido, y con sus cinco hijos. Con ellos vive lo que han bautizado como #MomentosPompas, momentos que merece la pena recordar junto a alguien, que son irrepetibles, se viven, se disfrutan y se explotan.

Incluso entre las celebridades se ha visto cómo la maternidad puede ser un punto de encuentro entre quienes las que tienen hijos y las que no. El caso más reciente es Kylie Jenner, que irónicamente hace un año era la que uno menos pensaría que encajaría en esto de mom blogger, y ahora, con sus 20 años, está reformulando toda su presencia en redes sociales en función a su nuevo rol, empezando por toda una línea de maquillaje inspirada en su primogénita Stormi.

Y es que lo de mamá bloggera es sólo una etiqueta, porque en realidad la mayoría (por lo menos a las que yo me refiero en este artículo) son mujeres que hablan de moda, maquillaje, viajes, negocios, gastronomía y tecnología; pero por lo que muestran de su vida diaria, también descubres que son mamás, algo que forma evidentemente gran parte de su vida, pero no hace que todo gire en torno a ello.

Así tienes a una @barefootblondehair que te enseña a hacer las trenzas para el cabello más increíbles, una @saschafitness con recetas y tips de nutrición, @cleanmama con los mejores tips de limpieza y organización del hogar (si te acabas de mudar sola, necesitas leerla) o una @jessicabarboza1 con todo un canal de YouTube de estilo de vida donde comparte sus viajes, sus consejos de pareja, recetas de cocteles y tutoriales de maquillaje, pero también sus divertidas andanzas con el pequeño Benjamin.

Sin excusas

¿No les ha pasado que quieren crear su blog pero “no tienen tiempo para eso”? Seguir a una mamá bloggera es una bofetada. Porque sí, quizá algunas de ellas tienen niñeras o tú también tienes otras responsabilidades que ellas no, pero independientemente de ello aprendes que “cuando se quiere, se puede” y, así como ellas aprendieron a reestructurar su vida al convertirse en madre, tú también puedes hacerlo si quieres, por ejemplo, independizarte o crear tu propia empresa.

En el fondo, se trata de aprender a trabajar con lo que la vida te da y a sacarle el máximo provecho (en el buen sentido) con mucho ingenio. Incluso, algunas de estas madres ni siquiera tienen un blog como tal, pero comparten su contenido a través de las redes sociales y, más recientemente, a través de podcasts.

Sin duda, cuando empezamos a ver a estas mujeres como emprendedoras y no sólo como “mom bloggers” podemos encontrar mucho aprendizaje. Esto es una pequeña conquista en el campo femenino y también en lo familiar. En la actualidad a veces se nos plantea la maternidad solo como un obstáculo y gracias a estas mujeres-madres se percibe mas bien como una desafiante pero positiva oportunidad.

 

Te puede interesar:
Las #instamamis

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.

Millones de lectores en todo el mundo - incluyendo miles de cristianos de Oriente Medio - cuentan con Aleteia Árabe para informarse, obtener inspiración y aliento. Por favor considera la posibilidad de ayudar a esta edición con un pequeño donativo