Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

30 años de la irrupción jamaiquina en los Olímpicos de Invierno: Cool Runnings

Shutterstock-Iurii Osadchi
Comparte
Comenta

En Pyeongchang serán las mujeres jamaicanas las que participen en esta disciplina

Los Juegos Olímpicos de Pyeongchang tienen por estos días un debut muy especial. Por primera vez, participará en el evento un seleccionado femenino jamaiquino de bobsleigh. El país caribeño fue sensación hace 30 años cuando en los Olímpicos de Calgary presentó su representativo masculino. Disney recreó la historia, muy ficcionada, y la hizo inmortal con la película Cool Runnings. Herederas de ese espíritu de superación olímpica, Carrie Russel y Jazmine Fenlator-Victorian llevarán en alto, y a máxima velocidad, la bandera del país caribeño en las frías pistas coreanas.

Twitter Jamaica Bobsled Team

La sorpresa de Calgary 1988 nació con la visita de dos norteamericanos a la isla de Jamaica, en la que se toparon con una carrera de carros empujados por una montaña. La similitud de la carrera inicial para impulsar el carro con el bobsleigh los inspiró para ver al presidente del Comité Olímpico Jamaiquino, y a iniciar la loca travesía por encontrar atletas que se sumen a la idea de participar de un Juego Olímpico de Invierno. La primera opción era buscar atletas. La segunda, las Fuerzas Armadas. Contaba tiempo después Dudley Stokes, hoy figura histórica del bobsleigh jamaiquino, que no podía rechazar la indicación de su coronel a participar de las pruebas…

Era septiembre de 1987. Para los Juegos Olímpicos, faltaban seis meses. Y por primera vez en la historia se hablaba de bobsleigh en Jamaica. El capitán Dudley Stokes, el teniente Devon Harris, el soldado Michael White y el civil Samuel Clayton fueron los cuatro elegidos. Inmediatamente, comenzaron una serie de viajes para conocer la nieve, la competencia, y básicamente, aprender del deporte.

Shutterstock-Leonard Zhukovsky
Bobsleigh Jamaiquino usado en Calgary, Canada.

Los medios de comunicación pronto posaron la mirada sobre esta loca aventura jamaiquina. Los nombres se fueron haciendo populares. A diferencia de la película, los competidores de los jamaiquinos los recibieron como pares y no los discriminaron. Por el contrario, los ayudaron prestándoles un trineo e incluso asesoramiento y atención.

Lo maravilloso del bobsleigh en ese Juego Olímpico es que un tercio de los participantes lo hicieron por primera vez, y participaron seleccionados de México, Mónaco, e incluso otros dos países caribeños, las Islas Vírgenes de Estados Unidos, y las Antillas Holandesas.

Stokes y White fueron los primeros jamaiquinos en la historia en competir en un Juego Olímpico de Invierno. Lo hicieron en la categoría doble del bobsleigh, y lograron un meritorio 30mo puesto sobre 41 parejas que compitieron. Durante la competencia, y tras el buen rendimiento, decidieron doblar la apuesta y participar de la carrera de cuatro. Pero Clayton se lesionó, y hubo que buscar un reemplazo. Chris Stokes, hermano de Dudley, había viajado para ver competir a su hermano. Era rápido, sí, pero nunca se había subido al trineo. En tres días, lo prepararon, y los audaces jamaiquinos se sumaron a la competencia. Como muestra la película, en la última de las cuatro carreras tuvieron un accidente, y no pudieron concluir la competición. Igualmente, muy probablemente, hubiesen terminado últimos.

Seis meses antes de los Juegos Olímpicos de Invierno de Calgary tres de los representantes de Jamaica no sabían nada de bobsleigh. Tres días antes de la competencia olímpica uno de ellos ni siquiera se había subido a un trineo de competencia. Pero compitieron. Fueron últimos. Pero hicieron historia.

El sueño olímpico jamaiquino no se detuvo allí, y con esos primeros representantes como estandarte iniciaron un camino que llevó a un muy meritorio 14to puesto en los Juegos de Lillehammer 1994.

M. Smelter-(CC BY-SA 3.0)

Hoy dos mujeres toman la posta, una de ellas, Jazmine, tras competir en Sochi representando a Estados Unidos. Con Carrie vienen de conseguir muy buenos resultados en otras competencias, por lo que no sería sorprendente verlas entre las diez mejores de su categoría. Se les suma Anthony Watson, primer representante de Jamaica en la historia en competir en Skeleton (trineo sencillo).

Los atletas jamaiquinos aman la velocidad, abrazan los desafíos, y no le temen a nada. Su historia olímpica se comenzó a escribir sobre hielo hace 30 años. Y le quedan varios capítulos por delante.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.