Aleteia

La razón de que el atentado fuera en Time Square es… ¿odio a la Navidad?

Bryan R. Smith | AFP
Comparte
Comenta

¿Quién es y qué buscaba el terrorista del metro de Nueva York?

Akayed Ullah (joven de 27 años, nacido en Bangladesh) confesó a la policía estadounidense que el ataque ayer perpetrado en Times Square se debió a los carteles navideños existentes en la zona.

Según informa el diario “The Telegraph” el joven, que hizo estallar el artefacto, quería simular el ataque que el 20 de diciembre del año pasado llevó el terror a un mercado navideño de Berlín. En sus declaraciones confesó que la bomba era una respuesta a lo ataques aéreos de EEUU contra el Estado Islámico en Siria y otros lugares.

El atentado tuvo lugar ayer por la mañana. A primera hora, Akayed Ullah hacía detonar la bomba casera que se encontraba pegada a su cuerpo. El lugar elegido, uno de los lugares más reconocidos de la ciudad: Manhattan y cerca del metro de Time Square.

La intención del terrorista era producir el mayor número de víctimas posibles. Por suerte y como ya explicó el alcalde de la ciudad Bill de Blasio: “Gracias a Dios, el terrorista no consiguió su objetivo”.

Aún se siguen investigando las conexiones reales de Akayed Ullah con el grupo Islámico. Aún no se sabe si hubo una orden directa y un contacto con el grupo o si simplemente el terrorista decidió realizar este acto por su cuenta y tras aprender cómo fabricar una bomba en Internet.

Este fue el momento exacto de la explosión en Time Square:

¿Quién es y qué buscaba el terrorista del metro de Nueva York?

Como suele suceder en estos casos, las especulaciones sobre el atentado del día lunes 11 de diciembre en un túnel que comunica al metro de Nueva York de Times Square con la estación de autobuses de Port Authority, se han disparado en los medios de comunicación que han cubierto, exhaustivamente, el hecho que se saldó “Gracias a Dios”, dijo el alcalde de esta megalópolis Bill de Blasio, con cuatro heridos, el único de gravedad, el propio terrorista.

La policía de Nueva York identificó a Akayed Ullah como el presunto autor de la explosión que ocurrió a la hora pico de las 7 de la mañana en un pasaje subterráneo cerca de la calle 42 y la Octava Avenida. Todo apunta a que Ullah actuó inspirado por Estado Islámico y que su intención era causar el mayor número de víctimas en un atentado suicida fallido en medio de las fiestas navideñas.

Akayed Ullah tiene 27 años y es de Bangladesh. Es residente legal en Estados Unidos, y su familia vive en Brooklyn, de acuerdo a varias fuentes citadas por medios locales. Por su entrada legal al país, tanto el presidente Donald Trump como el fiscal general Jeff Sessions pidieron de inmediato al Congreso trabajar en una reforma migratoria que vete a personas “tan peligrosas” como Ullah.

Según la Comisión de Taxis y Limusinas de Nueva York citada por la cadena CNN, Ullah tuvo una licencia de conductor de taxis desde marzo de 2012 hasta marzo de 2015. Después de ese tiempo, el documento caducó y no lo volvió a renovar.  Para llevar a cabo el ataque, Ullah tenía el dispositivo pegado a su cuerpo con velcro y cremalleras. “La investigación preliminar indica que este hombre llevaba un explosivo improvisado y rudimentario pegado a su cuerpo”, dijo el comisionado del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) James O’Neill.

Ullah dijo a la policía que fabricó el dispositivo en su lugar de trabajo, de acuerdo a un alto funcionario policial de Nueva York y un funcionario municipal que recibió información sobre la investigación. El sospechoso sufrió heridas en sus manos y abdomen, por lo que fue llevado al hospital Bellevue, donde fue atendido en condición “grave” y está bajo custodia.

Según publica en su edición del martes 12 de diciembre The New York Times, Ullah, dijo que escogió el lugar “por las decoraciones navideñas que había ahí”. Dijo –también– que el atentado fue planeado “en represalia por los bombardeos de una coalición antiyihadista a sitios controlados por el Estado Islámico en Siria y otros lugares”, de acuerdo con autoridades.

Como producto de la detonación, además de Akayed Ullah, otras tres personas resultaron heridas según la Policía de Nueva York. Los heridos reportaron dolor de cabeza y oídos, así como otras afecciones menores, pero lo que pudo ser una masacre en temporada navideña, terminó en un atentado fallido, “Gracias a Dios”. Como dijo De Blasio, quien, posteriormente, señaló que Nueva York, “demuestra que puede funcionar una sociedad en la que conviven muchas creencias y los terroristas quieren socavar esto”.

Fue el tercer ataque en la ciudad de Nueva York desde septiembre de 2016, y el segundo en dos meses, apenas unas semanas después de que ocho personas murieran en un ataque de camión a lo largo de un carril bici del río Hudson. Al igual que los dos anteriores, el ataque del lunes parece haber sido llevado a cabo por un supuesto terrorista “lobo solitario”, como el que retrató John Updike en su libro Terrorista, tras los ataques del 11-S.

Comparte
Comenta
Newsletter
Recibe Aleteia cada día