Aleteia

¡Abran paso! Llegaron los padres millenials

Monkey business images - Shutterstock
Comparte
Comenta

Muy implicada en la crianza de sus hijos, la generación Y tiene un estilo educativo propio. Aquí unas pistas

La Generacion X y los baby boomers dan paso a la nueva generación de padres que llenan los parques, colegios y consultorios pediátricos: los millennials. Criados en un entorno tecnológico, en el que la individualidad y la libertad de expresión son los valores más estimados, los millennials están empezando a formar familias, y tienen una manera muy específica de hacerlo.

Esta generación ha decidido tener hijos mucho más tarde que las anteriores. Los millennials terminan sus estudios, trabajan y conocen el mundo antes de empezar a formar su familia. Como son padres más tarde, tienen una visión un poco más madura sobre la crianza: tienden a ser más sobreprotectores y a estar más alerta ante los peligros y amenazas que enfrentan sus hijos.

Son la generación de la “disponibilidad” para todas las actividades de sus hijos. Los vemos frecuentemente en los partidos de futbol, las ferias escolares y en las consultas médicas. La posibilidad de estar disponibles laboralmente mediante sus teléfonos móviles a distancia, les facilita estar presente en todos aquellos eventos a los que sus predecesores tuvieron que decir que no, así la presencia sea solo física, porque muchas veces están conectados.

Yakobchuk Viacheslav - Shutterstock

La tecnología ha influido enormemente en la vida de los millennials: la web es su tribu. El apoyo a las madres cansadas o a los padres que buscan maneras de calmar el llanto de su hijo se encuentra siempre golpeando el teclado. Las redes sociales se han convertido en la puesta en escena de la vida familiar: los Instagram stories, las cuentas personales de los hijos bebés, y los álbumes de fotos familiares en Facebook son la nueva manera de dar a conocer a los hijos y de comunicar la alegría de la vida familiar a los amigos y conocidos.

Los padres millennials son buscadores de consenso. Atrás quedaron las prácticas autoritarias de disciplina y los castigos. Esta generación ha crecido en democracia, y aplica estos valores a la familia: prefieren tener conversaciones largas y diálogos con los hijos y lograr fomentar en ellos la capacidad de tomar decisiones informadas. Se sienten incómodos con las reglas y normas rígidas, y no son capaces de soportar la frustración de sus hijos.

Quizás la característica más beneficiosa de los padres millennials en pro de la familia moderna es la corresponsabilidad. Esta generación se sabe responsable de su familia y es capaz de asumir cualquier rol que esta le exija. Atrás quedó la figura del padre distante, autoritario y proveedor y de la madre abnegada y sumisa. La familia de los millennials es un equipo: lo saben, lo asumen, y aunque a veces sea difícil, para ellos no hay otra manera de hacerlo.

Comparte
Comenta
Newsletter
Recibe Aleteia cada día