Aleteia

Murió Charlie Gard, el bebé que tuvo al mundo entero en oración

Comparte

“Estamos tan orgullosos de ti”, expresaron sus padres tras el anuncio

Finalmente sucedió. Charlie Gard, el bebé británico que padecía una extraña enfermedad, murió. Ocurrió luego de que fuera trasladado a un hospital de cuidados paliativos tras el abandono de la larga batalla legal que habían llevado a cabo sus padres, Chris Gard y Connie Yates, en procura de un traslado a Estados Unidos para un tratamiento experimental.

La muerte de Charlie conmovió al mundo entero y se dio un día después de que dejara  el hospital Great Ormond Street de Londres, lugar en el que estaba conectado de forma artificial desde hace varios meses debido a que padecía el síndrome de agotamiento mitocondrial.

La enfermedad es extremadamente rara y, por lo general, mortal. El bebé tenía un daño cerebral severo, era incapaz de respirar por su cuenta y sufría frecuentes convulsiones.

«Nuestro hermoso niño se ha ido, estamos tan orgullosos de ti, Charlie», expresaron los padres al anunciar la muerte de su hijo este viernes, indicó The Guardian.

Desde hace semanas el caso de Charlie ha sido motivo de debate ético, además de generar diversas interrogantes sobre el tratamiento médico y los derechos de los padres.

Tras varias apelaciones e incluso un juicio en la Corte Europea de los Derechos Humanos, los tribunales fallaron a favor de la disposición del hospital y el equipo médico.

Pero además fue motivo de oración a nivel mundial acompañando al bebé y a su familia. El caso ha llegado hasta el propio papa Francisco, quien en los últimos días también lanzó un pedido en ese sentido.

“El papa Francisco está orando por Charlie y por sus padres y se siente muy cerca a ellos en este momento de inmenso sufrimiento. El Santo Padre pide de unirnos en oración para que puedan encontrar la consolación y el amor de Dios”, informó Greg Burke, director de la Sala de Prensa de la Santa Sede.

A pocas horas de conocerse la noticia, el Papa volvió a expresarse a través de las redes sociales.

La situación también fue seguida por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien a través de las redes sociales había ofrecido su colaboración. «Si podemos ayudar al pequeño #CharlieGard, de acuerdo con nuestros amigos en el Reino Unido y con el Papa, estaríamos encantados de hacerlo», había dicho.

Por su parte, el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, se pronunció recientemente, luego de conocida la noticia de la muerte de Charlie, ofreciendo sus condolencias.

Este 28 de julio será recordado como el día en el que el pequeño “angelito” Charlie seguirá «revoloteando» eternamente en un lugar sin ataduras ni debates. Unámonos una vez más en oración por sus familiares y amigos.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.