Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 07 marzo |
Santas Perpetua y Felicidad
home iconEspiritualidad
line break icon

Papa Francisco: «Es la fuerza de Dios la que salva, cura y pone de pie»

© JamesDeMers

Radio Vaticano - publicado el 16/06/17

En la homilía en Santa Marta invita a sentir la vergüenza de ser vulnerable para permitir a Dios actuar

Tomemos «conciencia» de ser débiles, vulnerables y pecadores: sólo el poder de Dios salva y cura, afirmó el papa Francisco en la homilía de la misa de este viernes en la Casa Santa Marta del Vaticano.

Ninguno de nosotros «puede salvarse a sí mismo»: necesitamos «del poder de Dios» para ser salvados. El papa Francisco reflexionó sobre la Segunda Carta de san Pablo a los Corintios, en que el apóstol habla del misterio de Cristo, diciendo que «tenemos un tesoro en recipientes de barro». Porque es «el poder de Dios, la fuerza de Dios la que salva, cura, pone de pie». Esto en el fondo es «la realidad de nuestra vulnerabilidad».

«Todos nosotros somos vulnerables, frágiles, débiles, y necesitamos ser curados. Y él lo dice: estamos atribulados, perplejos, perseguidos, derribados como manifestación de nuestra debilidad, de la debilidad de Pablo, manifestación del barro. Y esta es nuestra vulnerabilidad», afirmó.

«Y una de las cosas más difíciles en la vida es reconocer la propia vulnerabilidad. A veces, buscamos cubrir la vulnerabilidad, que no se vea; o maquillarla, para que no se vea; o disimular… -prosiguió-. El mismo Pablo, al inicio de este capítulo dice: ‘Cuando he caído en las disimulaciones vergonzosas’. Las disimulaciones son vergonzosas, siempre. Son hipócritas».

Además de la «hipocresía hacia los demás», prosiguió Francisco, está la de la «confrontación con nosotros mismos», es decir cuando creemos que «somos algo distinto», pensando «que no necesitamos de sanación» ni «apoyo». Cuando decimos: «no estoy hecho de barro», tengo «un tesoro en mí».

«Este es el camino, es la vía hacia la vanidad, la soberbia, la autoreferenciade aquellos que no sintiéndose de barro, buscan la salvación, la plenitud desde sí mismos. Pero el poder de Dios es el que nos salva, porque nuestra vulnerabilidad Pablo la reconoce: ‘Estamos atribulados por todas partes, pero no abatidos’, porque el poder de Dios nos salva. ‘Estamos perplejos’ – dice – ‘pero no desesperados’. Hay algo de Dios que da esperanza».

«‘Somos perseguidos, pero no abandonados; derribados, pero no aniquilados’. Siempre está esta relación entre el barro y el poder, el barro y el tesoro -reconoció el Papa-. Nosotros tenemos un tesoro en recipientes de barro. Pero la tentación es siempre la misma: cubrir, disimular, no creer que somos barro. Esa hipocresía en relación a nosotros mismos«.

El apóstol Pablo, subrayó el Papa, con esta manera «de pensar, de razonar, de predicar la Palabra de Dios» nos lleva a un diálogo «entre el tesoro y el barro». Un diálogo que continuamente tenemos que hacer, «para ser honestos».

Francisco puso el ejemplo de la confesión: cuando «decimos los pecados como si fueran una lista de precios en el mercado», pensando que «blanquea un poco el barro» para ser más fuertes. En cambio tenemos que aceptar la debilidad y la vulnerabilidad, aunque resulte «difícil» hacerlo: aquí entra en juego «la vergüenza».

«Es la vergüenza, esa que ensancha el corazón para que entre el poder de Dios, la fuerza de Dios. La vergüenza de ser barro y no ser un recipiente de plata u oro. De ser barro. Y si llegamos a este punto, seremos felices. Seremos muy felices. El diálogo entre el poder de Dios y el barro: pensemos en el lavado de los pies, cuando Jesús se acercó a Pedro y éste le dijo: ‘¡No, a mí no, Señor, por favor! ¿Qué haces?’. No había entendido, Pedro, que era barro, que necesitaba del poder del Señor para ser salvado».

Está en la «generosidad» el reconocimiento «de ser vulnerables, frágiles, débiles, pecadores». Sólo si nosotros aceptamos ser barro, concluyó el pontífice, el «extraordinario poder de Dios vendrá a nosotros y nos dará la plenitud, la salvación, la felicidad, la alegría de ser salvados», recibiendo así el «tesoro» del Señor.

Tags:
homiliahumildadpapa franciscopodersanta martavulnerables
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
BAPTISM
Pablo Cesio
Bautizan a la bebé que nació viva tras “aborto legal” y la llaman...
2
Aleteia Mexico
Ella iba a la adoración eucarística a las 3 de la mañana cuando l...
3
Jesus Colina
¿Milagro en Israel? Marcha de madres cristianas, musulmanas y jud...
4
THE PROFESSOR AND THE MADMAN
José Ángel Barrueco
Una película sobre el poder de las palabras y la importancia del ...
5
Redacción de Aleteia
¡Cuidado, estos santos cobrarán vida ante tus ojos!
6
NEWBORN
Pablo Cesio
La bebé que nació viva tras hacerle «aborto legal» y que ahora qu...
7
JARAMILLO
Lucía Chamat
Obispo amenazado de muerte: “La verdadera muerte es quedarse call...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.