Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 03 diciembre |
San Francisco Javier
home iconEstilo de vida
line break icon

Comidas familiares, ¿una batalla campal? Tips para evitarlo

Monkey Business Images

María Verónica Degwitz - publicado el 18/05/17

Reunir a todos a la mesa al menos una vez al día es importante, pero no puede convertirse en el momento de la pelea familiar

Uno de los momentos de encuentro más comunes en las familias es la comida familiar. Debería ser un momento de compartir, de servir y de comunicarnos con los demás miembros de la familia. Sin embargo, muchas familias confiesan que la comida familiar se ha dejado de lado, o en su defecto se ha convertido en una batalla campal en la que se desvirtúa este momento tan especial.

Aquí dejamos algunos tips para aprovechar al máximo este recurso en la vida familiar:

  1. Procura que una vez al día, o al menos a la semana, puedan estar todos los miembros de la familia: es importante recordarles a nuestros hijos, sobre todo jóvenes y adolescentes, que el tiempo en familia es importante. Traten de cuadrar horarios de estudio y deporte para que un día a la semana puedan estar todos.
  2. Adiós tecnología: el momento de la comida es para compartir con los que tienes cerca. Es una buena idea apagar los teléfonos o ponerlos todos en un sitio alejado de la mesa. Es importante recordar que los padres son los primeros que debemos cumplir con esta regla: la mejor herramienta educativa es el ejemplo.
  3. Preocúpate más del fondo que de la forma: aunque es verdad que la comida familiar es un momento para enseñar buenos modales en la mesa, no podemos tener ese como nuestro fin principal. Lo verdaderamente importante es que haya temas de conversación en los que todos puedan participar, que haya un clima de confianza para compartir experiencias y que sea un momento agradable para todos. Podemos corregir ciertas cosas, pero tratemos de no interrumpir los buenos momentos con muchas exigencias.
  4. Es el momento perfecto para enseñarlos a pensar en los demás: “para servir, servir”. La comida familiar es un momento muy propicio para preocuparnos por los demás, puede ser sirviendo la bebida al de al lado, preguntándole que pieza de pollo quiere o ayudando a levantar los platos. Si sabemos hacerlo bien, nuestros hijos se darán cuenta que bien se está en familia cuando sabemos pensar en los demás.
  5. Un poco de preparación no está mal: podemos ponernos creativos con alguna comida cultural, en la que además de probar un plato de un país o región, también aprendamos sobre su geografía o cultura; o simplemente tener algún tema de conversación pensado para poder animar a nuestros hijos a discutir temas relevantes y actuales. Con cocreatividad y un poco de preparación podemos convertir lo ordinario en extraordinario.
  6. Siempre: ser agradecidos. Ya sea con una oración para agradecer los alimentos, o simplemente mencionando razones por las que estamos agradecidos en ese momento. El agradecimiento es mucho más que buenos modales, es una actitud que reconoce que muchas de las cosas que tenemos nos han sido dadas, y como dice el dicho: “Es de bien nacidos ser agradecidos”.

Ojalá las comidas familiares sean un elemento más en la unión familiar, y sepamos agregar a la rutina ese toque humano que convierte la vida en familia en un verdadero tesoro.

Tags:
celebracióndialogofamilia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.