Aleteia

En el nombre del padre

Comparte
Comenta

Gérard Fesch sostiene un periódico con la foto del juicio a su padre y la historia de su vida. El 1 de octubre de 1950 Jacques Fesch fue ejecutado en París tras asesinar a un agente de policía durante un robo. La historia de Jacques es la historia de una redención: “Tienes que condenar a muerte todo aquello dentro de ti excepto tu deseo de amar a Dios”, escribiría antes de su ejecución.

En estos momentos Jacques Fesch tiene abierta su causa de beatificación. Su hijo reivindica su figura: De Vividor, ladrón, asesino de policía a posible santo.

 

Newsletter
Recibe Aleteia cada día