Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 28 febrero |
Santos Mártires de Alejandría
home iconEspiritualidad
line break icon

Papa Francisco: La pereza nos paraliza, ¡adelante con la vida que tengas!

Radio Vaticano - publicado el 28/03/17

Si pedimos ayuda a Jesús descubriremos cómo es la alegría de la salvación, asegura en la Casa Santa Marta

Creer en Jesús y tomar la vida como es y seguir adelante con alegría, sin quejarnos, sin dejarnos paralizar por el feo pecado de la pereza: es la invitación del papa Francisco en la homilía de la misa celebrada este martes en la Casa Santa Marta del Vaticano.

En el centro de la homilía del Papa, el Evangelio de hoy del paralítico curado por Jesús. Era un hombre que estaba enfermo desde hacía 38 años, yacía en el borde de una piscina en Jerusalén, llamada en hebreo Betzatà, con cinco pórticos, bajo los cuales había un gran número de enfermos, ciegos, cojos y paralíticos. Se decía que, cuando bajaba un ángel y agitaba las aguas, los primeros que se sumergían en ellas quedaban curados.

Jesús, viendo a este hombre, le pregunta: ‘¿Quieres curarte?’. “Es bello, Jesús siempre nos dice esto a nosotros: ‘¿Quieres curarte? ¿Quieres ser feliz? ¿Quieres mejorar tu vida? ¿Quieres llenarte del Espíritu Santo?’, esta palabra de Jesús… Todos los demás que estaban allí, ciegos, cojos, paralíticos… le habrían dicho: ‘¡Sí, Señor!’. Pero este es un hombre extraño que le responde a Jesús: ‘Señor, no tengo quien me sumerja en la piscina mientras el agua se agita. Siempre hay alguien que se me adelanta’. La respuesta es una queja: ‘Mira Señor qué injusta ha sido la vida conmigo. Todos los demás pueden curarse y yo llevo intentándolo 38 años…’”, comentó Francisco.

Este hombre, observó el Papa, era como un árbol plantado al lado de una corriente de agua, como dice el Salmo, “pero tenía las raíces secas” y “esas raíces no llegaban al agua, no podían tomar la salud del agua”.

“Esto se entiende de esa actitud, de las quejas, de dar siempre la culpa al otro: ‘Mira, los otros se me adelantan y yo ya llevo 38 años aquí…’ Este es un feo pecado, el pecado de la pereza. Este hombre estaba enfermo de parálisis pero también de pereza, que es peor que tener el corazón tibio, peor todavía», dijo el Papa.

«Es vivir pero porque vivo, y no tener ganas de no hacer nada en la vida… -continuó-. Se había olvidado de la alegría, este hombre ni la conocía, la había perdido. Este es el pecado. Es una enfermedad horrorosa: ‘Me siento cómodo así, me he acostumbrado… pero la vida ha sido injusta conmigo…’. Ahí se ve el resentimiento, la amargura del corazón”.

Jesús no le reprende pero le dice: “Levántate, coge tu camilla y echa a andar”, prosiguió el Papa, y el paralítico se cura, pero como era sábado, los doctores de la ley le dicen que no es lícito llevar una camilla y le preguntan quién le ha curado ese día: ‘Va contra el código, no es de Dios ese hombre”.

El paralítico, destacó el Papa, ni siquiera le da las gracias a Jesús, ni siquiera le pregunta su nombre. “Se levantó con esa pereza” que hace “vivir porque es gratis el oxígeno”, que “hace que vivamos mirando a los demás que son más felices que yo” y “entramos en la tristeza, perdiendo la alegría”.

La pereza, explicó el Papa, es un pecado que paraliza, nos hace paralíticos, no nos deja caminar… pero también hoy el Señor nos mira a cada uno de nosotros. Todos tenemos pecados, también hoy el Señor nos dice: ‘¡Levántate!’

“Hoy el Señor nos dice a cada uno de nosotros: ‘Levántate, toma tu vida como sea, bella o fea, tómala y sigue adelante. No tengas miedo, coge tu camilla y camina’. ‘Pero Señor, no es el último modelo…’ ‘¡Ve adelante! Con esa camilla fea y vieja pero ¡adelante!’. ‘Es tu vida, es tu alegría ¿quieres curarte?’, es la primera pregunta que nos hace Jesús hoy. ‘¡Levántate!’. Y en la antífona al inicio de la misa teníamos ese comienzo tan bello: ‘Vosotros que tenéis sed venid a esta agua, es gratis, quitaos la sed con alegría’».

«Y si nosotros decimos al Señor ‘Sí, quiero curarme. Sí, Señor, ayúdame que quiero levantarme’ -aseguró Francisco-, descubriremos cómo es la alegría de la salvación”.

Tags:
fepapa franciscosanta marta
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
2
MEXICO
Pablo Cesio
México: El hombre que llegó a su propia misa de cuerpo presente
3
BABY
Aleteia Team
El bebé que nació agarrado al DIU
4
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preguntas
5
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
6
Redacción de Aleteia
El cuerpo intacto de Santa Bernardita: Lo que dijeron los médicos...
7
ALICE BATTENBERG
Adriana Bello
La monja de la realeza
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.