Aleteia

Los proyectos de DiCaprio para proteger el planeta

Comparte

El actor es un gran activista en la lucha contra el Cambio Climático

Más allá de ser un gran actor, Leonardo DiCaprio es uno de los famosos más comprometidos con la defensa del medio ambiente. Vive en un departamento ecológico en Nueva York decorado con pinturas no contaminantes, con su propio sistema de tratamiento de aguas, de filtrado de aire y que genera su propia energía con paneles solares. Su auto también es ecológico, de bajas emisiones de CO2.

Desde el 1988 tiene su propia fundación que otorga subvenciones a proyectos como el de WWF para proteger a los tigres de la extinción en Nepal, el Proyecto Australiano del Orangután o el de la organización Kehaty y Eyes on the Forest. Con otra subvención la organización Concern Worldwide, ha asegurado el acceso a agua potable a 430.000 personas en Mozambique, Tanzania, Darfur y Sierra Leona. Ha donado 15 millones de dólares para la preservación de los recursos naturales del planeta y tres millones serán empleados para reforestar La Amazonia.
Ayuda también a proteger nuestros océanos a través de la detención de la sobrepesca y el establecimiento de reservas marinas a través de un grupo internacional llamado Oceans 5 y de la Alianza del Océano Antártido que trabaja a favor de la salud de la Antártida. Leonardo también es miembro del Consejo de Defensa de los Recursos Naturales y del Fondo Internacional para el Bienestar de los Animales.

Ha participado como Mensajero de Paz de Naciones Unidas en la COP21 de París para promover un acuerdo global vinculante a favor de la disminución de las emisiones de gas invernadero y es hasta ahora el único actor que el papa Francisco ha recibido en audiencia privada, precisamente porque mantienen en común esta gran causa de la defensa del planeta.

© L'Osservatore Romano/L'Osservatore Romano/Corbis

Para concientizar sobre el tema con el propósito de llegar hasta los más poderosos ha filmado el documental “Before The Flood” («Antes de que sea tarde», en español) del que declaró: “Nos fuimos a todos los rincones del mundo para documentar los impactos devastadores del cambio climático y cuestionar la capacidad de la humanidad para revertir lo que puede ser el problema más catastrófico al que se ha enfrentado.  Todo lo que presenciamos en este viaje nos muestra que el clima de nuestro mundo está increíblemente interconectado y que está en un punto de ruptura urgente (…). Queríamos crear una película que diera a las personas un sentido de urgencia, que les hiciera entender qué cosas particulares van a resolver este problema. (…) No podemos permitirnos tener líderes políticos por ahí que no crean en la ciencia moderna o el método científico o las verdades empíricas (…) No podemos permitirnos perder tiempo teniendo gente en el poder que elija creer en el 2 por ciento de la comunidad científica que es comprada básicamente por los grupos de presión y las compañías petroleras.»

Una isla para la sostenibilidad

Con el fin de poner en práctica todo lo vivido, ha comprado una isla para invertir en comida sostenible. Pretende animar al consumo de pescado frente al de carne roja, no muy recomendable tanto por su impacto ambiental como en la salud.

Para proteger los mares de la sobrepesca, ha invertido en una granja de pescado y marisco criados de forma sostenible. Estas piscifactorías sostenibles serían una gran ayuda ya que no cabe duda de que los mares necesitan más peces y menos plásticos. La sobreexplotación pesquera y la basura marina son, junto al cambio climático, las principales amenazas de los océanos.

Sin olvidar que el pescado es la primera fuente de proteínas para casi mil millones de personas y que el desarrollo de una acuicultura responsable, DiCapro promueve así esta iniciativa como solución segura y ambientalmente consciente para alimentar a la creciente población de nuestro planeta.

¿Qué te parecen los proyectos para salvar el planeta de DiCaprio? A mí me parece una excelente alternativa. Cada uno según su situación puede cambiar sus malos hábitos y mantener en orden nuestra Casa Común.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.