Aleteia

La universidad que predica el reciclaje con el ejemplo

Twitter @usach
Comparte
Comenta

La Universidad Santiago de Chile presenta una sede ejemplar en América Latina con contenedores marítimos dados de baja

La inauguración se realizó con “bombos y platillos” con la presencia de autoridades tanto académicas como nacionales. Es que la Facultad de Administración y Economía (FAE) de la Universidad de Santiago de Chile comenzó su ciclo 2017 entregándole a sus alumnos el edificio “Recicla”, que fue construido a base de contenedores marítimos ya sin uso, además de materiales provenientes de materiales recuperados de edificios en demolición, entre otros, destaca la universidad en su sitio web.

En ese sentido, las propias autoridades expresaron durante la jornada inaugural que el principal objetivo de la obra es crear conciencia sobre el tema reciclaje dentro de la comunidad educativa, al tiempo que sirve de ejemplo para que otros puedan seguir por el mismo camino.

El edificio tiene más de 700 metros cuadrados de construcción y está dividido en dos bloques de dos niveles cada uno, indica la Universidad de Santiago.

Entre los materiales más destacados para tal proyecto están los contenedores. “Es importante eliminar la idea de que los contenedores y sistemas modulares son solo para campamentos y construcciones de faena, llevándolos a un estadio distinto”, expresó uno de los arquitectos que intervinieron en el proceso, Willy Muñoz Alvarado.

Por su parte, otro de los arquitectos, Iván Jiménez Maturana, destacó que este edificio es el primero de Chile con estas características y en cuanto al uso de maderas rescatadas de antiguas casas de Santiago agregó: “La madera de las terrazas eran antiguos pilares y vigas de casas que se formatearon para darle un nuevo uso”.

También comentó que otros árboles de estas casas en proceso de demolición que iban a hacer arrancados fueron llevados para ser puestos en el propio campus universitario.

Del mismo modo se hizo énfasis en que los salones cuentan con los más altos estándares de iluminación y acústicos, por ejemplo.

“El diseño inédito y de nivel internacional, con los más altos estándares de calidad. Es un edificio pensado para incorporarse a su entorno”, aseguró el decano de la facultad, Jorge Friedman.

Durante la ceremonia también estuvo presente el propio ministro de Medio Ambiente de Chile, Pablo Badenier Martínez, quien se encargó de subrayar que esta obra “es una clara muestra del rol público que deben cumplir las instituciones en la promoción y prácticas sustentables y responsables, no solo con el entorno, sino que también con el futuro de nuestro planeta”.

El susto durante la construcción

“Justo debajo del edificio pasa un tren que va hacia la Estación Central. Los datos decían que el túnel estaba a 16 metros, pero cuando comenzó la excavación, a menos de un metro nos encontramos con esto. Por lo tanto, las fundaciones, que por lo general están bajo los edificios, debieron desplazarse para esquivar el túnel. Aunque fue una dificultad adicional, se resolvió muy bien”, expresaron los ingenieros a cargo de la obra Daniel Alvarado y Luis Leiva.

En tanto, a futuro está previsto darle mayor sustentabilidad al proyecto, que va en línea con los objetivos que persigue la Ley de Fomento del Reciclaje aprobada en 2016.  “Apenas reciclamos un poco menos del 10% de los residuos que generamos. Hoy la valoración de un residuo es un acto voluntario y nuestra misión es triplicar, por lo menos los niveles de reciclaje; y este edificio nos ayuda a profundizar el trabajo que estamos realizando como un ejemplo factible”, concluyó el ministro de Medio Ambiente.

Fuentes Universidad de Santiago y FAM

Comparte
Comenta
Temas de este artículo:
chilemedio ambientereciclaje
Newsletter
Recibe Aleteia cada día