Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Salafistas de Al Nur condenan los 7 asesinatos de coptos en el norte del Sinaí

© ARIS MESSINIS / AFP
Comparte

1.000 cristianos coptos huyen de la violencia del DAESH

La secuencia de asesinatos que se han producido en las últimas semanas contra los cristianos coptos en el norte del Sinaí, ha provocado la fuga de más de 100 familias cristianas, que se han trasladado desde la capital de al Arish a la ciudad de Ismailia, a 120 km al este de El Cairo. Este cambio precipitado de las familias cristianas se inició después de que un copto muriese el jueves pasado a manos de un comando terrorista, mientras se encontraba en su casa. Desde entonces, también se han multiplicado las tomas de posiciones de las instituciones islámicas ante la nueva espiral de violencia contra los coptos egipcios.

La Casa de la Fatwa (Dar al Ifta al Misryah), organismo de Egipto presidida por el Gran Mufti de Egipto y encargado de difundir pronunciamientos para orientar y disolver las dudas y controversias relativas a la aplicación de los preceptos del Corán, ha emitido un comunicado para condenar esta cadena de asesinatos, haciendo hincapié en que la campaña orquestada por grupos yihadistas contra los cristianos nativos de Egipto punta explícitamente a sabotear la unidad nacional.

El portavoz de Al-Nur, el partido ultra-conservador salafista, támbién ha expresado públicamente su condena de los asesinatos selectivos de los cristianos coptos, que están ocurriendo en el norte del Sinaí, haciendo hincapié en que “van en contra de las enseñanzas del Islam”.

A su vez, sobre los cristianos desplazados y sobre la necesidad de proteger a los cristianos en la región de nuevos ataques, han hablado en una conversación telefónica, el Patriarca copto ortodoxo Tawadros II y el primer ministro de Egipto, Sherif Ismail.

El norte del Sinaí lleva tiempo siendo epicentro de las acciones violentas de los grupos yihadistas contra militares, policías y civiles.

Cuando la secuencia de asesinatos de cristianos en el Sinaí ya habían comenzado, afiliados al Estado Islámico (Daesh) lanzaron un mensaje de vídeo en la que reivindicaban esta nueva campaña de violencia dirigida contra los coptos, definida por los yihadistas como “su presa favorita”.

El mensaje de vídeo ensalzaba la figura de Abu Abdullah al-Masri, el joven kamikaze suicida que el 11 de diciembre se hizo estallar en la iglesia de Botrosiya, junto a la catedral copto-ortodoxa en El Cairo, matando a 29 personas. (GV)

Cristianos de Sinaí del Norte huyen de la violencia del Daesh

La situación se ha vuelto insostenible luego de que, en el lapso de pocos días, fueron asesinados algunos coptos, entre ellos Kamel Raouf, Saad Hakim y los hijos de ambos. A principios de la semana pasada, un médico de 67 años, un comerciante de 45 y un docente de 55fueron muertos con un arma de fuego. En sólo diez días ya hubo siete muertos.

En el 2014 el Daesh proclamó dicha zona “Wilayat Sinai” (Provincia del Sinaí), situada al este del país. Asia News informa además que es también el área en la cual las fuerzas de seguridad combaten a los terroristas de Daesh desde hace por lo menos cinco años.

 Hasta ahora se estima que el número de coptos que han huido de Al-Arich llega a 1.000 personas, es decir, unas 40 familias, sobre un total de 17.000 ciudadanos coptos registrados en la ciudad cabecera. Por su parte, el gobernador de Sinaí del Norte ha decidido que a los coptos que se ausenten de la escuela y del trabajo se los considere de licencia especial.

De las 40 familias que se han ido al Sinaí fugitivas, gran parte de ellas han sido acogidas en las instalaciones de una iglesia protestante en una comuna que se encuentra sobre la ribera del Canal de Suez. Vestimenta, muebles y otras donaciones están llegando de manera continua a la pequeña iglesia de Ismailya. Algunas familias se han reunido con sus parientes en la capital de El Cairo o bien en Suez, sobre el canal.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.