Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 19 abril |
San León IX
home iconHistorias que inspiran
line break icon

La historia de Sara: Algo increíble sucedió el día en que iba a abortar

Supplied Photo

Patty Knap - publicado el 06/02/17

Llegó decidida al centro de atención a embarazadas: iba a abortar a sus mellizos

Trabajar en un centro de atención y ayuda a mujeres embarazadas es algo intenso.

Por supuesto, tiene un aspecto inspirador: ayudar con efectos de necesidad y con apoyo general a una joven abrumada es muy gratificante.

Pero cuando una clienta está barajando la opción de abortar… Bueno, es difícil describir lo que se siente en una reunión de este tipo.

A menudo, cuando la mujer sale por la puerta después de una sesión de asesoramiento, no estás segura de si has podido influir de forma positiva. Y con frecuencia nunca lo sabrás. Muchas veces, los asesores o asesoras no se enteran de si una mujer ha optado por quedarse con su bebé, si ha elegido la adopción o si ha puesto fin a la vida del bebé a través del aborto.

Christina Marie Bennett trabaja en la clínica y centro de orientación ABC Women’s Center en Middletown, Connecticut, EE.UU. Como directora de atención al cliente, a menudo habla con mujeres sobre decisiones relacionadas con el embarazo. Algunas llaman porque necesitan un test de embarazo gratuito o una ecografía. Otras llaman preguntando por ropa de maternidad, asientos para coche, clases de formación para padres o por información sobre adopción.

Sara (nombre ficticio) llamó para decir que no estaba segura de si continuar con su embarazo y quería informarse sobre sus opciones. Estaba considerando el aborto. Christina le pidió que se pasara por el centro y le explicó que todos los servicios serían totalmente gratuitos.

Tendría modelos fetales y estudios preparados para mostrarle. Christina esperaba señalar a Sara que no tenía por qué tomar la decisión en ese momento. El paso crucial era decidir no abortar inmediatamente y el centro podía orientarla sobre otras decisiones durante el progreso del embarazo.

Para cuando Sara fue al centro, ya había tomado una decisión. Contó que después de la llamada telefónica había ido a hacerse una ecografía y que descubrió que esperaba mellizos. Estaba abrumada, puesto que ya tenía hijos en casa y sentía que no podía apañárselas con otro bebé, mucho menos dos.

El padre de los bebés había roto con ella recientemente y no tenía mucho más apoyo familiar significativo. Así que había concertado una cita para abortar.

Pero la mañana de su cita, Sara “sintió un peso emocional sobre sus hombros”, según relata Christina. “Cuando pensaba en su aborto se sentía nauseabunda por dentro. Esos intensos sentimientos fueron para ella una señal de que no podría abortar a sus mellizos. En la calma de su casa, tomó la decisión de cancelar su aborto ya programado. Sara me dijo que tan pronto decidió cancelar el aborto, la inundó un sentimiento de alivio. En un instante, todo aquel peso emocional se alivió y se sintió libre”.

El personal y los voluntarios del centro de ayuda al embarazo acompañaron a Sara durante su gestación. Le facilitaron recursos que de otra manera nunca habría conocido y le ofrecieron su apoyo con oraciones. Recibió ropa de maternidad, una cuna nueva y una hermosa fiesta de bienvenida a los pequeños.

Sara se unió al programa de educación para padres y recibirá ropa para bebé y pañales hasta que sus mellizos cumplan dos años. Según dijo a Christina: “No sé si habría sido lo bastante fuerte para salir adelante sin vosotros en ABC”.

“Hace unas semanas Sara vino a nuestro centro a recoger algunos regalos de Navidad para sus hijos”, recuerda Christina. “Trajo también a sus preciosos mellizos, un chico y una chica. Para mí era la primera vez que los veía y estaba pletórica. Mientras sostenía a la pequeña en mis brazos, se me saltaron las lágrimas. Estaba recordando la vez que conocí a Sara. Las lágrimas caían con los recuerdos de todo el esfuerzo que le supuso elegir la vida para sus bebés”.

Sara dice que sus mellizos preciosos y sanos son ahora la luz de su vida. Le traen felicidad y está profundamente agradecida por haberlos tenido. Antes estaba inquieta y sola, pero en medio de sus miedos, pidió ayuda y escogió ser madre de sus hijos. Por suerte, Sara pudo encontrar la ayuda que necesitaba.

Tags:
abortoembarazoprovidatestimonio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
JORDAN PETERSON
Benito Rodríguez
El encuentro con Dios de un psicólogo best-seller
2
SANTI MARATEA
Esteban Pittaro
Rafael Maratea: De la tragedia del aborto al máximo orgullo por e...
3
Redacción de Aleteia
El cuerpo intacto de Santa Bernardita: Lo que dijeron los médicos...
4
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
5
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
6
Salvador Aragonés
La gran preocupación del Papa (y de la que no hablan los medios)
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.