Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 28 noviembre |
Santa Catalina Labouré
Aleteia logo
Historias que inspiran
separateurCreated with Sketch.

Los «descartes» de la sociedad comparten piso

Nicholas Erwin-CC

Alvaro Real - publicado el 22/11/16

Desde hace años ancianos y estudiantes se unen para romper los prejuicios y las dificultades

Los descartados de la sociedad unidos, ¿lo imaginan? Ancianos de 80-90 años viviendo con jóvenes de 20-25 años. Compartiendo piso, pero también ilusión y esperanza. Desde hace muchos años se está realizando en las universidades españolas un programa según el cual ancianos y personas mayores abren las puertas de su casa y hogar a jóvenes estudiantes.

De este programa ya se ha beneficiado, por ejemplo, la española Mercedes Gil que a sus 95 años decidió abrir su casa y compartir piso con el ecuatoriano de 30 años Pablo Abimael Flores.

“Ella va a clases de francés, va a clases de memorización… la quiero un montón y a veces le he llegado a decir que es como mi madre aquí en España”, muestra Pablo Abimael en un vídeo promocional de este proyecto.

“Ahora llevas una temporada que no me lo dices y estoy un poco mosca”, le contesta Mercedes con una gran carcajada de ambos.

Este concepto, instalado en muchos países europeos, se denomina homeshare y se ha puesto muy de moda en los ambientes universitarios con la crisis económica. Casi todas las universidades tienen algún proyecto o programa en esta dirección.

Es una buena manera de reducir gastos. La idea es que el joven ofrezca un tipo de ayuda acordada: acompañamiento, tareas del hogar, comunicación, servicio social, etcétera y los ancianos consiguen así no sentirse solos, tienen compañía y cariño.

Pero el sistema quizá sin pretenderlo está consiguiendo algo aún mayor. Está destrozando los límites de la edad y los prejuicios y está rompiendo la cultura del descarte que el papa Francisco ha denunciado en multitud de ocasiones.

Por un lado el descarte de los jóvenes: “Cómo molesta a este sistema económico mundial la cantidad de jóvenes a los que hay que dar fuente de trabajo, el porcentaje alto de desocupación de los jóvenes”. Para el Papa, descartar a los jóvenes hace que tengan “anestesiada la utopía, a punto de perderla”.

Por otro lado los ancianos: “Es malo ver a los ancianos descartados, es algo malo, ¡es pecado! No se atreve a decir abiertamente, ¡pero se hace! Hay algo de vil en esta adicción a la cultura del descarte. Estamos acostumbrados a descartar gente. Queremos quitar nuestro miedo cada vez mayor a la debilidad y a la vulnerabilidad; pero así aumentamos en los ancianos la angustia de ser mal soportados y abandonados”.

Con estos programas no sólo se solucionan las necesidades materiales de jóvenes y las carencias de soledad y falta de compañía de los ancianos. Se va aún mucho más allá. Se produce un contacto generacional que hace que la tradición se perpetúe. Los jóvenes dan fuerza, alegría e ilusión a los ancianos y los ancianos les regalan la fuerza de la tradición y los valores. Así compartiendo, no sólo piso, rompen con el «descarte».

Tags:
ancianosjovenespapa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.