¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

“Señor Jesús, arranca de la devastación a Irak y Siria”

Comparte

Cantan las Vísperas con sus típicas melodías en lengua caldea y en arameo. Rezar para que se detenga la guerra y la violencia en Irak y Siria. El último acto de la primera e intensa jornada de Papa Francisco en Georgia es un momento de oración conmovedor. Francisco recita una oración que compuso para la ocasión, hablando ante los obispos de la Iglesia católica caldea, y ante la presencia del Patriarca Louis Raphael I Sako, en la iglesia asirio-caldea de San Simón Bar Sabbae.

«Señor Jesús, por tu gloriosa pasión —rezó el Papa-, vence la dureza de los corazones, prisioneros del odio y del egoísmo; por el poder de tu resurrección, arranca de su condición a las víctimas de la injusticia y de la opresión; por la fidelidad de tu venida, confunde a la cultura de la muerte y haz brillar el triunfo de la vida».

«Señor Jesús —continuó— une a tu cruz los sufrimientos de tantas víctimas inocentes: los niños, los ancianos, los cristianos perseguidos; envuelve con la luz de la Pascua a quienes se encuentran profundamente heridos: las persone abusadas, despojadas de su libertad y dignidad; haz experimentar la estabilidad de tu reino a quienes viven en la incertidumbre: los exiliados, los refugiados y quienes han perdido el gusto por la vida».

«Señor Jesús, —continuó rezando Bergoglio— extiende la sombra de tu cruz sobre los pueblos en guerra: que aprendan el camino de la reconciliación, del diálogo y del perdón; haz experimentar el gozo de tu resurrección a los pueblos desfallecidos por las bombas: arranca de la devastación a Irak y Siria; reúne bajo la dulzura de tu realeza a tus hijos dispersos: sostén a los cristianos de la diáspora y concédeles la unidad de la fe y del amor».

El Patriarca Sako, antes del encuentro, dijo en una entrevista con la agencia Fides que le habría dicho «al Santo Padre: esperamos una visita suya a Irak. Allí necesitamos su presencia y su apoyo». Participaron en el encuentro 12 obispos caldeos, que acaban de concluir el Sínodo anual apenas celebrado en Erbil capital del Kurdistán iraquí. Además de los fieles de la comunidad asirio-caldea presente en Georgia, recibieron al Papa grupos de fieles de los Estados Unidos, Francia y Canadá, al lado de un grupo de caldeos que en la actualidad viven en Irak como refugiados, después de que tuvieron que abandonar sus casas ante el avance de los yihadistas del Estado Islámico.

En Georgia viven alrededor de 10.000 cristianos que pertenecen a las comunidades caldea y asiria. Su arraigo en el Cáucaso data de la época de los flujos migratorios que se registraron durante la primera mitad del siglo XIX, y que continuaron durante el siglo XX, con la persecución que sufrieron tanto los asirios como los caldeos durante la Primera Guerra Mundial.

Al salir de la iglesia, el Papa liberó una paloma blanca, símbolo de paz, que le dio un niño vestido con un traje tradicional.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.