Aleteia

El cura que camina por la paz en Venezuela no se detiene

Lenín Bastidas El Guardián Católico
Comparte

Este 7 de septiembre realizará una vigilia en la Plaza Bolívar de Chacao y el jueves 8 partirá al Santuario Nuestra Señora de Coromoto.

“Tenemos que orar mucho por Venezuela para superar la crisis humanitaria que nos agobia. Nuestra lucha es espiritual. Es contra un gobierno alejado de Dios y que seducido por el poder se ha refugiado en el pecado, en la brujería, en la indolencia y en la tiranía”.

Así de convencido está el sacerdote venezolano Lenín Ramón Bastidas Villegas al hablar de las razones que alimentan la situación de crisis del país bolivariano.

Bastidas es conocido como “El cura caminante” o “El cura de la paz”, luego que el 15 de agosto renunciara a la parroquia “Nuestra Señora de las Soledad”, en el pueblo del mismo nombre en el estado Anzoátegui, para emprender una Caminata por la paz de Venezuela.

Una primera etapa lo condujo desde El Tigre hasta Caracas donde llegó el 29 de agosto, vísperas de la “Gran Toma” que presagiaba violencia entre opositores y oficialistas.

No hubo violencia gracias a la misericordia de Dios y a nuestros clamores”, consideró Lenín Bastidas en medio de la jornada de protesta, en la que hasta un derecho de palabra tuvo en la tarima principal. Pero el padre Lenín desea motivar muchas otras jornadas de oración.

Invito a la nación a orar en cadena todos los días a las 7 de la noche para vencer las fuerzas del mal que mantienen en pie al gobierno oficialista”, expresó a Aleteia, en la tarde de este 5 de septiembre. “Emprenderé otra etapa de este proceso de reconciliación nacional que se ha venido impulsando”, agregó a través del hilo telefónico.

Por los niños, ancianos y presos políticos

Una primera actividad será la vigilia de oración de este miércoles 7 de septiembre, a partir de las 7 de la noche en la plaza Bolívar de Chacao.

“El jueves en horas de la mañana salgo caminando de Caracas con destino al Santuario de la Virgen de Coromoto en Guanare y llevo como intención una oración por los presos políticos, los ancianos que mueren por falta de medicamentos, alimentos y por los niños del hospital JM de los Ríos que visité y descubrí que no han sido operados a pesar de la urgencia por falta de insumos médicos y problemas en el quirófano y por los niños en general”, relató en su mensaje.

Además, el sacerdote pidió con fervor: “¡Queremos ayuda humanitaria para Venezuela!”.

Destacó que en esta etapa de su “caminata / recorrido”, como denomina esta manera de protesta pacífica, visitará las siguientes ciudades: La Victoria (estado Aragua), Centro de Valencia (estado Carabobo), San Carlos (estado Cojedes), y Acarigua, Guanare (estado Portuguesa) donde espera llegar el 11 de septiembre, día de la Patrona de Venezuela.

Más adelante, si Dios y las circunstancias me lo permiten” -según mencionó en la conversación- “mi deseo es llegar también al estado Táchira, donde la situación de injusticia tiene unas características especiales por ser un estado fronterizo”.

Sin reproche alguno por parte de la Iglesia

El sacerdote fue consultado en torno a si su actuación le merezca algún llamado de atención de parte de sus autoridades, y expresó que “no hay razones para ello”; sin embargo, “espera ser recibido por los obispos y hablar personalmente” las razones de su atípica protesta.

Así mismo, el portal del canal televisivo Globovision dio a conocer la postura de monseñor Diego Padrón Sánchez, presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, en torno a la actividad emprendida por el sacerdote trujillano, destacando que “el camino del padre Lenín fue un camino realmente pacífico y no creo que merezca ningún reproche en ese sentido”.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.