Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 28 octubre |
El Señor de los Milagros
Aleteia logo
home iconDesde Roma
line break icon

Paquistán; la vida de los cristianos en el gueto

Vatican Insider - publicado el 04/07/16

Es un infierno en donde nadie querría vivir. Sin embargo, en la “Joseph colony”, en Lahore, hay 3 mil personas, amontonadas en casitas de arcilla, a menudo de una sola habitación, que albergan a varios núcleos familiares. Sin agua, electricidad, drenaje. Un “slum” con todas sus letras, ubicado en una zona industrial y rodeado completamente por fábricas. 

Lahore es la capital del Punjab paquistaní y es la ciudad históricamente más importante del país. Allí florece la cultura, es cuna de la inteligencia, es brillante desde el pnto de vista económico y político. Como en todas las megalópolis (hoy tienen once millones de habitantes), en Lahore no faltan insediamentos abusivos y cinturones de miseria. Pero entre los “slums”, la “Joseph colony” tiene una peculiaridad: en ella viven solo cristianos. «Desde hace 38 años, es decir desde que nació la colonia, viven en condiciones inhumanas, en la degradación absoluta. Pero nadie se interesa por ellos”, dice Philip John, párroco del barrio. 

Otro joven sacerdote, Asif Sardar, de 28 años, cada domingo celebra misa en la improvsada capilla dentro de la colonia para las cien familias católicas que ahí viven. Hay también una sala de culto protestante y una pequeña escuela de la que se ocupa una ong. «Todos son gente pobre. Las mujeres trabajan limpiando casas, los hombres trabajan a jornada, en empresas de limpieza, como obreros, mensajeros, Están aquí porque no tienen alternativas. Es uno de los barrios más pobres de Lahore», narra Asif. 

La calidad del aire y del terreno es muy mala. El agua llega una sola vez al día, gracias a una cisterna. En ese momento el ambiente se anima: las mujeres limpian la casa, enjuagan la ropa y ls platos, mientras los niños se lavan en la calle, entre los callejones. «Nadie debería vivir en estas condiciones», observó amargamente. 

Las colonias son guetos monoreligiosos que reúnen a la mayor parte de los cristianos paquistaníes, el 3% de la población (que en total tiene 200 millones de habitantes). Fueron puestos en marcha con otras intenciones por los misioneros capuchinos belgas que a finales del siglo XIX llevaron el Evangelio a esta zona del subcontinente hindú. Los primeros bautizados, entonces, necesitaban desarrollar un sentido de solidaridad recíproca y que reforzaran su identidad cristiana, en un ambiente musulmán, permaneciendo unidos. A más de un siglo después, se suma el problema de la inseguridad y de la protección que las familias cristianas advierten en Paquistán. Prefieren tener al lado correligionarios, sobre todo si tienen hijas adolescentes que pueden convertirse en presa fácil de hombres musulmanes: los secuestros para obligarlas a casarse y convertirlas al islam son una realidad muy difundida. Los que no forman parte de la “umma” pueden sufrir abusos. En la mentalidad más difundida, sobre todo entre la gente con menor educación, los miembros de las minorías religiosas son vistos como seres inferiores. Se trata de una herencia de la antigua concepción de castas, puesto que las comunidades cristianas e hindúes que se quedaron en Paquistán (después de la separación de India en 1947) pertenecía a las franjas sociales más bajas. Ese estigma todavía se advierte en la actualidad y los no musulmanes son ciudadanos de segunda clase, incluso porque los cambios a la Constitución, aprobados a lo largo del tiempo, han institucionalizado la discriminación. 

Entonces, la “Joseph colony” fue un blanco muy fácil cuando en marzo de 2013 una multitud de musulmanes la quemó, con el objetivo de impartir un castigo masivo a los cristianos. Todo por un supuesto caso de “blasfemia” que, como explica Parvez Paul, laico católico que vive en la colonia, «fue un pretexto después de una discusión entre dos jóvenes que estaban borrachos»: el cristiano Sawan Masih y el musulmán Shahid Imran. El segundo fue a la mezquita que se encuentra cerca de la zona para denunciar el presunto vilipendio del islam. A partir de allí, gracias a la instigación del clero islámico, el paso hacia el asalto fue breve. Es cierto que la policía evacuó la colonia, evitando una masacre, pero después no impidió que la zona fuera saqueada e incendiada. Además de los daños llegó la condena: Sawan Masih fue condenado a muerte por haber ofendido al Profeta. Los autores del incendio doloso siguen en libertad. Emmanuel Yousaf, presidente de la comisión “Justicia y paz” de los obispos católicos, revela que «la policía se hizo la sorda ante los llamados de la sociedad civil. Pocos han tenido el valor de protestar contra esta parodia de la justicia». Pobreza, discriminación, injusticia, hoy alimentan un fenómeno nuevo: el éxodo. Según cálculos de las ong, en el último 14 mil cristianos paquistaníes pidieron asilo en varios países del Asia oriental y en el sureste asiático. 

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa cuenta que vio un milagro por intercesión de la Virgen de...
2
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lectores en la misa
3
QUIÑONEZ
Pablo Cesio
Álex Quiñónez, una muerte cargada de violencia que vuelve a enlut...
4
ABUSE
Pablo Cesio
La niña de 11 años embarazada tras ser violada que reabre el deba...
5
Hardship of Life
Dolors Massot
Premio Siena Award a la fotografía de un refugiado sirio con su h...
6
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.