¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

La tan soñada libertad… ¿Eres libre?

Comparte

"How can it be"

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Tú rompiste mis cadenas. Tú las superaste. Tú diste la vida para que yo tuviera la mía.

Esta canción es muy especial, pues exalta lo que el Creador “ofreció como regalo” a cada ser humano: la libertad.

La cantante Lauren Daigle nos introduce en un camino de reconocimiento de que fuera de Dios sólo hay esclavitud. “Tú dices que soy libre como debe ser”, dice uno de los pasajes de la canción.

¿Y de qué forma experimentamos la plenitud de esa libertad que nos fue gratuitamente ofrecida por Dios?

Justamente en la ruptura con el pecado. La libertad es una gracia, pero también una elección. Para alcanzarla, el primer paso es optar por reconocer que quien está dentro de nosotros, como dice san Agustín, es el único capaz de volvernos libres.

En segundo lugar, es tomar conciencia de que los placeres del mundo jamás nos llenarán. Libertad es verdad, y cuando no hay verdad, no hay libertad. Pienso en esto al escuchar esta conmovedora canción.


Por Mirticeli Dias

 

lauren daigle cover album

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.