Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 05 diciembre |
San Sabas de Capadocia
home iconEstilo de vida
line break icon

7 consejos para enseñar a ser sincero desde niño

© D. Sharon Pruitt / CC

https://www.flickr.com/photos/pinksherbet/3370498053

Ediciones Palabra - publicado el 14/01/16

Un valioso libro para educar en valores de la Editorial Palabra

Las virtudes no se consiguen de un día para otro y trabajarlas desde niños y con los niños es la mejor manera de consolidarlas y vivirlas en el futuro.

Ediciones Palabra ha reeditado uno de sus títulos más conocidos de la colección Hacer Familia: Virtudes humanas, de Fernando Coronimas.

Entre todas las virtudes que trata el libro, la sinceridad nos parece una de las más importantes para conseguir muchas de las demás.

Los niños viven la sinceridad de forma especialmente intensa entre los 3 y los 10 años y al principio, se sienten inclinados naturalmente a ella. Así, el ejemplo de los padres juega un papel fundamental y les ayudará a decidir si desean amar la verdad o ser mentirosos.

Durante la etapa infantil, el motivo fundamental por el que los niños son sinceros es que, diciendo la vedad, reciben el amor y la ayuda de sus padres y, además, éstos no les juzgan en ningún momento. Más adelante, al tener uso de razón, comienzan a entender la importancia de la sinceridad y su valor moral: decir la verdad es bueno. Desde ese momento, los niños se esforzarán por vivir la sinceridad y los padres deberán enseñarles cómo hacerlo.

Este libro nos muestra y explica 7 pautas para educar en esta virtud:

  1. Evita llamarle mentiroso.No debes tratar a tu hijo como mentiroso sino como una persona digna de confianza, aunque sepas  que miente. En el momento de la corrección evita usar el término mentiroso, en realidad los niños no desean la mentira ni son mentirosos.
  2. Busca el por qué.Ante un problema, lo más importante es la persona que lo sufre, y en el caso de la mentira tienes que reflexionar sobre la persona que lo ha hecho y los motivos que lo han llevado a hacerlo.
  3. Fomenta el hábito de la sinceridad.Es importante que estimules a tu hijo para que cuente cosas de su día a día, por ejemplo, en un momento de tertulia familiar que compartáis todos. Si no fomentas la comunicación como un hábito más, será más difícil orientarle. Además, esa escucha debe demostrar interés y en ningún momento debe convertirse en un momento para juzgar lo que te cuenta, eso podría hacer que la comunicación se rompiese.
  4. Elige el momento adecuado para reprenderle.En algunas ocasiones será necesario reprender a tu hijo, en ese caso, es importante que escojas un momento adecuado, estando a solas y procurando siempre no humillarle, dejándole una salida y demostrándole que tienes confianza y seguridad en que va a mejorar. Eso le ayudará a superarse.
  5. Enséñale otra opción a la mentira.Algunos niños y niñas no saben defenderse de las agresiones sin entrar en el juego de las mentiras, de modo que se acostumbre a hablar bien de los demás y no burlarse.
  6. Confía en él.Tu confianza en él provoca que le duela interiormente el hecho de haberte defraudado cuando no ha sido sincero. Por el contrario, si muestras desconfianza, a él le será más fácil mentir porque sabe que esperabas que te mintiese, por eso, de actuar así, no te defraudaría.
  7. Edúcale en positivo.La educación en la sinceridad ha de tener un enfoque positivo. No estés pendiente de descubrir y castigar las posibles mentiras (actitud de desconfianza), en cambio, alaba los actos de sinceridad e insiste en el valor de la sinceridad como algo propio de los niños. Actuando así educas en positivo.

También nos expone los motivos por los que un niño miente. Conocer el motivo de la mentira ayuda a los padres a conseguir la corrección:

  1. Para quedar bien. En ocasiones, los niños sienten el deseo de quedar por encima de sus compañeros o evitar quedar mal ocultando algún hecho.
  2. Para defenderse. Muchas veces el niño utiliza la mentira como defensa, para evitar un castigo por ejemplo.
  3. Por orgullo. Mentir por orgullo se traduce en mentir para ocultar una limitación o un fracaso. Este tipo de mentira pone de relieve la importancia de otros valores como la sencillez y la humildad en los que será vital educar al niño.

Como vemos a partir de la sinceridad podremos crecer en otras virtudes. Acercar a los más pequeños a estas y formar personas capaces de enfrentarse a la vida con un proyecto personal, con madurez, con ideales, nos hará también mejores a los mayores.

Tags:
infanciavalores
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco b...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.