Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 25 noviembre |
San Andrés Dung-Lac y 116 compañeros, mártires
home iconEstilo de vida
line break icon

5 consejos para que tu boda no se convierta en un "show"

Aleteia Team - publicado el 09/01/16

La ceremonia en la Iglesia es importante, ¡cuídala!

«Prometo serte fiel, porque tu eres la mujer de mis sueños, prometo que te voy a querer y que no dejaré que sufras, que te miraré a los ojos cada mañana…»

Las bodas se están convirtiendo en un momento cumbre del romanticismo donde expresar las propias emociones, en un entorno paradisíaco, todos bellamente vestidos, con la música que les hace soñar.

El objetivo es conseguir hacer llorar de felicidad a tu pareja y familiares allegados, y si es posible, a toda la asamblea. Y por supuesto, después de las palabras del compromiso, hay que besarse.

El cine americano, muy dado a este tipo de escenografías, está imponiendo una serie de clichés en las celebraciones de las bodas, que invaden incluso, si la hay, la celebración litúrgica. Hasta el punto de que el presidente de la Conferencia Episcopal de Filipinas, Sócrates Villegas, ha tenido que llamar la atención, según recogeGaudium Press.

Ninguna persona, incluso ningún sacerdote, puede añadir, remover o cambiar cosa alguna en la liturgia por su propia autoridad«, advirtió.

«Basados en estas normas, la idea de pronunciar votos personales insertados en la Liturgia del Matrimonio no puede ser permitida». «No comprometamos el carácter sagrado de los ritos del Matrimonio sobre el altar del romanticismo».

¿Es inadecuado expresar los propios sentimientos hacia la persona querida durante la celebración del matrimonio en la iglesia? No, pero hay que elegir el momento adecuado. La celebración litúrgica no es el lugar para hacerlo.

Si quieres casarte por la Iglesia, es importante que tengas las cosas claras: ¿Cómo conseguir la boda más romántica y bonita, sin menoscabar la celebración?

1. Las lecturas, bíblicas. Es muy importante escogerlas bien: en el Antiguo y el Nuevo Testamento hay lecturas bellísimas. El sacerdote que vaya a presidir la ceremonia te puede ayudar. Mucha gente pregunta si sus familiares pueden subir y leer un texto preparado o si se puede leer una poesía de su escritor preferido. Seguramente tus familiares escriben muy bien y las poesías que has escogido pueden tener un contenido muy cristiano, pero la ceremonia no es el momento ni el lugar… Se puede buscar algún otro momento. Al finalizar la Eucaristía puede alguien subir a leer o incluso se puede hacer una breve modificación en la Monición de Entrada para adecuar el texto introductorio a lo que se quiera leer.

2. Los votos: Amar y respetarse para toda la vida; prometer ser fiel en las alegrías y en las penas, en la salud y en la enfermedad. Corto y bonito. Son los votos matrimoniales tradicionales, los votos matrimoniales cristianos. Hay quien pretende crear unos votos matrimoniales diferentes. Votos especiales con alguna broma personal, con algún juego hacia el auditorio. “Ver juntos todas las sagas de StarWars, subir todos los ochomiles, conseguir ser olímpicos…”, pueden ser votos muy bonitos pero no valen para la ceremonia. Estos votos pueden leerse después: en el banquete, antes de comenzar el baile, en otro lugar… Si los votos no se hacen correctamente, ¡podría ser un matrimonio nulo!

3. La música: Es muy importante que durante la ceremonia se pueda escuchar música litúrgica, música que ayuda a sentir lo que allí se está viviendo, música que nos permita identificar cada una de las partes del rito y de la Eucaristía. Aunque os conocierais bailando Raggeatton o os gusten las bandas sonoras de El Padrino… en la ceremonia debe imponerse lo litúrgico. No valen interpretaciones modernas, ni canciones que no estén preparadas para una ceremonia. ¿Imaginan en una ceremonia matrimonial el escuchar una canción cuya letra en inglés o francés hable de todo lo contrario a la familia? Puede darse la circunstancia.

Para peticiones personales ya está el baile: la orquesta o el DJ. No convirtamos la iglesia en un auditorio o discoteca.

4. La homilía: Los novios no tienen influencia en lo que dirá el sacerdote. ¿O quizás sí? A veces el sacerdote es amigo o miembro de la familia. Es una persona muy importante en vuestras vidas. Ahí puedes recomendarle con humildad que sea breve y conciso. El sacerdote no es protagonista de nada y en una boda… mucho menos. Intentad “insinuar” al sacerdote que no se dedique a echar la bronca… que no monte un “show” y que no aproveche la situación para apologetizar a aquellos que pasan por la iglesia y no volverán en mucho tiempo. El sacerdote tiene que saber lo que quiere decir, subir… decirlo y una vez dicho callarse, bajar y dejar que continúe la ceremonia.

5. El protocolo, el silencio, los fotógrafos, los niños con los anillos y las arras. A la hora de preparar la ceremonia es bueno tener en cuenta todos estos detalles. Un sencillo ceremonial para seguir lo vivido puede ayudar a todos a que el matriomonio no se convierta en un circo o en un show. El fotógrafo debe pasar desapercibido, el silencio debe ser “sepulcral” en ciertos momentos (ya habrá tiempo para el desparrame en la celebración posterior) y lo anecdótico debe ser gracioso y eso: anecdótico, debe ayudar a vivir la celebración y no contribuir a perder el sentido de lo vivido.

Tags:
dummies liturgialiturgiamatrimoniomisasacramentos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
IOTA
Lucía Chamat
La Virgen que se mantuvo en pie tras el impac...
Aleteia Team
Fotografiaron el martirio de este sacerdote p...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
Redacción de Aleteia
7 señales de personas con “depresión escondid...
Sempre Família
6 hábitos destructores de matrimonios y cómo ...
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida ...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.