Aleteia

¿Se puede perdonar al enemigo? ¡Sí! Papa Francisco a los jóvenes en Bangui

HERVE SEREFIO / ANADOLU AGENCY
BANGUI, CENTRAL AFRICAN REPUBLIC - NOVEMBER 29: Pope Francis greets children during his visit to refugee camp of Saint Sauveur in Bangui, Central African Republic on November 29, 2015. Herve Serefio / Anadolu Agency
Comparte

El Pontífice da tres claves para ser “artesanos de la paz” y no abandonar la propia tierra

Después de la histórica anticipación del Jubileo de la Misericordia con la oración y la misa en la Catedral de Bangui, capital de la República de Centroafricana, el Papa Francisco este domingo 29 de noviembre encontró a los jóvenes en su última etapa del viaje apostólico que lo llevó a África (25-30 de noviembre).

El Papa escuchó algunos testimonios de los jóvenes preocupados por su futuro en un país en el caos debido a una guerra entre musulmanes y cristianos y que ha dejado miles de muertos y más de un millón de prófugos.

En este contexto, el Papa invitó a los jóvenes a la resistencia y luchar por las cosas buenas de la vida.

“Algunos de ustedes quieren irse…huir a los desafíos de la vida jamás es una solución. Es necesario resistir, tener el coraje de la resistencia de la lucha por el bien, quien huye no tiene la valentía de dar vida”, dijo.

¿Cómo se hace para resistir? El pontífice presentó tres claves para resistir. “Primero la oración, la oración es poderosa, la oración vence el mal. Te acerca a Dios que es todo y es potente”.

Como es costumbre para el Papa Francisco cuestionó a los jóvenes: ¿Ustedes rezan?

Asimismo, les exhortó a buscar la paz. “La paz es un trabajo artesanal, se hace con las manos, se hace con la propia vida… padre – alguno de ustedes me puede preguntar-: ‘¿cómo puedo ser un artesano de la paz?’. Primero no odiar nunca. Si alguien te hace mal, trata de perdonar. Nada de odio. Perdonar mucho.

Y luego les invitó a la multitud de jóvenes a “no odiar, amar mucho”, quienes respondieron en coro a lo aprendido.

“Y si tú no tienes odio en tu corazón, si tu perdonas ¡serás un vencedor! Porque serás vencedor de la batalla más difícil de la vida, vencedor del amor. Y por el amor viene la paz”, añadió.

¿Quieren ustedes ser fracasados o vencedores en la vida? ¿Qué quieren?

“Y solo se vence en el camino del amor. El camino del amor”, constató.

“¿Se puede amar el enemigo? Sí. ¿Se puede perdonar al que te ha hecho mal? Sí. Así, con el amor y con el perdón ustedes serán vencedores. Con el amor, ustedes serán vencedores en la vida y darán vida siempre. El amor jamás los hará fracasar”.
El papa Francisco en su respuesta espontánea a los jóvenes comparó la resistencia de la paz a la de una planta local les bananiers , las plantas de bananos que crecen en abundancia en la zona.

“Piensen en les bananiers a la resistencia delante a la dificultad. Huir, irse lejos, no es una solución. Ustedes tienen que ser valientes. ¿Entendido lo que significa ser valientes?

Valientes en el perdón, valientes en el amor, valientes en hacer la paz. ¿De acuerdo?”, expresó para luego pedir de repetir en coro los tres elementos de la valentía.

El Pontífice explicó el significado de su gesto inédito en la historia de abrir el Jubileo de la Misericordia en África, y específicamente en su país.

“Queridos jóvenes centroafricanos estoy muy contento de encontrarlos. Hoy hemos abierto esta puerta. Esto significa la puerta de la misericordia de Dios. Confíen en Dios. Porque Dios es misericordioso. Él es amor. Él es capaz de darnos la paz. Y por esto les dije al inicio de orar…es necesario orar para resistir, para amar y ser artesanos de paz”.

El Papa se despidió de los jóvenes antes de ir a confesar dentro de la catedral de Bangui algunos de ellos.

“¿Están dispuestos a luchar por la paz? ¿tienen el corazón dispuesto a perdonar? ¿tienen el corazón dispuesto a la reconciliación?, ¿tienen el corazón dispuesto a amar esta bella patria?, ¿tienen el corazón dispuesto para rezar?”.

Por último les pidió de rezar por él para que sea un buen obispo y un buen papa. “¿Me prometen que rezan por mí?”, concluyó.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.