Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Encuentro entrañable del Papa: “Me reí mucho con usted”

© twitter Guillermo Karcher
Comparte

El humorista argentino Carlitos Balá saluda a Francisco en el Vaticano

Tiene 90 años, pero juega y hace jugar a todos como un niño. Su “gestito de idea” es una marca registrada que hoy llegó al Vaticano. Carlitos Balá, humorista y actor argentino que ha marcado generaciones de argentinos participó de la audiencia con el Papa Francisco, y pudo saludarlo, y cumplir con lo pautado cuando Francisco lo sorprendió en agosto saludándolo a él por su cumpleaños.

Con la misma alegría de siempre, Balá suele tomar cafés en un bar porteño cercano a la plaza Vicente López. Ante cualquier pedido de foto se levanta rápidamente para replicar con el pedido de la gran contraseña de sus seguidores: “¿Qué gusto tiene la sal?”.

Con el mismo humor respondió al Papa cuando éste lo llamó para sus 90, el 15 de agosto. “Me han dicho que cumple 90 años”, le dijo Francisco. “Y no le han mentido”, le respondió Balá.

Este periodista no ha podido confirmar que con Balá haya viajado Angueto, su perro invisible, pero es de suponer que no quiso perderse la oportunidad. Sus chistes y humoradas, como las que involucran a Angueto, son de un tiempo pasado en el que la inocencia era más valiosa que la violencia.

Sobre ese escenario conversaron en agosto el Papa y Carlitos, quien le agradeció al Papa su humildad y ejemplo. Francisco, por su lado, le reconoció: “Yo me reí mucho con usted”.

“En la conversación le dije que es un fenómeno mundial. Francisco es un hombre con buen humor, es humilde, un hombre de barrio, y creo que eso hay que valorarlo”, expresó el humorista en una reciente entrevista.

La figura de Balá en la Argentina y su impacto es comparable a la de Chespirito en México, representantes de una era en la que el humor para niños convocaba a adultos, y no al revés.

En el marco del viaje, Carlitos Balá fue reconocido por la red #VOZporlaPAZ como embajador de sus proyectos, orientados a sumar “todas las voces y actitudes de quienes no tienen voz, y contribuir a promover una cultura de paz a través de proyectos inclusivos”.

De esta iniciativa, impulsada por el cantante Odino Faccia, ya son embajadores otros artistas como la mexicana Thalía y el grupo argentino Los Nocheros.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.