¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Los alrededores del viaje papal: A Zaqueo no lo dejaron llegar

JORGE BELTRAN / AFP
A Cuban dissident is prevented by security personnel from approaching the popemobile as Pope Francis arrives at Revolution Square in Havana on September 20, 2015. Pope Francis greeted massive crowds of fans and Catholic faithful Sunday as he arrived in his popemobile to give mass on Havana's iconic Revolution Square, the highlight of his trip to Cuba. The pontiff's eight-day tour will also take him to the United States. AFP PHOTO / JORGE BELTRAN
Comparte

El lunes, al menos cuatro disidentes fueron detenidos en La Habana, tras acercarse al papamóvil

Las cosas en Cuba han cambiado, pero no han cambiado. Es el sistema del gatopardo: transformar lo contingente para seguir igual en lo esencial. Así parece. El lunes, al menos cuatro disidentes fueron detenidos en La Habana, tras acercarse al papamóvil y tratar de enterar al Papa de la situación que, para ellos, es la que impera en su país.

Son cuatro miembros de la Unión Patriótica de Cuba: Zaqueo Báez Guerrero, María Josefa Acón Sardiñas, Ismael Boris Reñi y Aymara Nieto Muñoz, mismos que fueron identificados por el secretario ejecutivo del organismo, José Daniel Ferrer García, en una entrevista con la cadena de televisión hispana más grande de Estados Unidos, Univisión.

La Unión Patriótica de Cuba es uno de los grupos disidentes más activos y visibles en Cuba. Su objetivo confeso es abogar “por la lucha pacífica pero firme en contra de cualquier represión de las libertades civiles” en la isla caribeña. Y su lema “Una Cuba con todos y para el bien de todos”. Querían acercarle al Papa una “Carta Abierta” escrita a principios de septiembre.

En ella adelantaban lo que –finalmente– sucedió a Zaqueo y a sus compañeros: que los iban a echar. Así pasó cuando Benedicto XVI. Y también pedían al Papa que intercediera para que el gobierno cubano “comprenda que no debe continuar golpeando y deteniendo arbitrariamente, todas las semanas, a decenas de mujeres pacíficas (Damas de Blanco) y a otros activistas defensores de los derechos humanos, solo porque piensen diferente e intenten practicar derechos universalmente reconocidos, como son el derecho a la libertad de expresión, asociación, reunión y manifestación pacíficas”.

“Zaqueo y tres de su equipo fueron los únicos que consiguieron acercarse” al papamóvil, agregó Ferrer García; y Zaqueo (líder de la célula local de La Habana “(Padre) Félix Varela” el que más. Recibió la bendición del Papa, pero ya no pudo entregarle nada: lo jalaron y las copias de la Carta Abierta volaron a manos de agentes de seguridad cubanos vestidos de civil.

Ferrer cuenta que habló con él luego de lo sucedido: “Las últimas palabras que me dijo Zaqueo fueron: ‘Llegué hasta el Papa y le dije lo que está pasando con la represión en Cuba, que esto es una dictadura, y grité ¡Libertad! Y con la voz completamente quebrada termina diciendo: ‘Si me dejan preso, lo único que quiero es que la célula Félix Varela no se muera'”.

Curiosamente, ayer por la tarde, en un encuentro con los jóvenes en el Centro Cultural Padre Félix Varela de La Habana, el Papa dijo: “Cuando hay división hay muerte, muerte en el alma, porque estamos matando la capacidad de unir. Estamos matando la amistad social. Y eso es lo que yo les pido a ustedes hoy: sean capaces de crear la amistad social”.

¿Habrá sonado este mensaje papal dentro de los muros donde anda hoy Zaqueo?

Tags:
papa cuba
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.