Recibe Aleteia gratis directamente por email
Cada día, noticias que dan esperanza: ¡recibe Aleteia por email!
¡Inscribete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Acordaos, la oración que conmueve el corazón de María

Comparte

Una bellísima oración medieval de un hijo a su Madre, también conocida como “Memorare” u “Oración de San Bernardo”

Aunque muchos la atribuyen a san Bernardo de Claraval, la popular oración del Memorare fue popularizada por otro Bernardo, el padre Claudio Bernardo, en el siglo XVII.

El padre Claudio creía que la recitación de la oración había sido la causa de su curación milagrosa. Imprimió más de 200.000 folletos con la oración en diferentes idiomas para distribuirlos donde pudiera.

San Francisco de Sales rezaba esta oración todos los días y santa Teresa de Calcuta enseñó a otros a rezarla cuando más necesitaban ayuda. La Madre Teresa lo rezaba cada vez que se enfrentaba a una situación de emergencia y necesitaba un milagro. Nunca le falló y ha demostrado su carácter milagroso a lo largo de los años a través de miles de testimonios.

 

Acordaos, ¡oh piadosísima Virgen María!

que jamás se ha oído decir

que ninguno de los que han acudido a vuestra protección,

implorando vuestro auxilio,

haya sido desamparado.

 

Animado por esta confianza, a Vos acudo,

oh Madre, Virgen de las vírgenes,

y gimiendo bajo el peso de mis pecados

me atrevo a comparecer ante Vos.

Oh madre de Dios, no desechéis mis súplicas,

antes bien, escuchadlas y acogedlas benignamente. Amén.

 

La plegaria debe su nombre a la primera palabra de la oración original en latín. En realidad forma parte de una oración más larga a la Virgen María, titulada Ad sanctitatis tuae pedes, dulcissima Virgo Maria (“A tus santos pies, dulcísima Virgen María”.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.