Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 24 noviembre |
San Andrés Dung-Lac y 116 compañeros, mártires
home iconA Fondo
line break icon

Leónidas y Tsipras el mercader, de la democracia y de la demagogia

European Parliament-cc

César Nebot - publicado el 26/07/15

Si los mercaderes hacen política, ésta ya no puede ser independiente, ni libre, ni autónoma para perseguir el bien común

Estas semanas están siendo muy convulsas para el pueblo griego. Tal como destacaba en el artículo anterior, Grecia arrastra una precaria situación económica cuyos orígenes se imbrican en la propia creación de la zona euro, cuando se maquillaron los datos macroeconómicos para cumplir los criterios de convergencia; en la generación de burbujas especulativas e ilusión monetaria en una unión monetaria más pensada para la libertad de movimiento del capital pero sin armonización fiscal ; y en un crecimiento no sustentado por avances en productividad sino a crédito que se refleja en una deuda pública inasumible de 177% del PIB griego.

Tras dos rescates financieros que no han tenido el resultado que vaticinaba el sistemáticamente errado Fondo Monetario Internacional, Grecia se ve sumida en una grave crisis de la cual es difícil vaticinar cuál va a ser su salida.  Una economía con la mayor tasa de paro de Europa, con la mayor deuda pública respecto del Producto Interior Bruto y con una prima de riesgo que ronda los 1500 puntos, difícilmente da señales de recuperación. Y una economía sin pulso de recuperación, no sólo difícilmente puede devolver los créditos obtenidos; carece de credibilidad para conseguir nuevos.

No obstante, cuando alguien debe dinero tiene un problema, pero cuando debe muchísimo el problema principal lo tienen los acreedores. Por eso mismo, nos encontramos en plena negociación del tercer rescate. En los tira y afloja de la negociación, el Banco Central Europeo ha hecho gala de que el poder de negociación está de su lado y para demostrarlo ha cerrado el grifo de la liquidez con el consecuente “corralito”, el primero de la historia del euro.  Así ha puesto de manifiesto que el destino de la economía griega no recae en su propia soberanía sino en las manos de quienes dirigen financieramente Europa.

Ante las exigencias de la Troika de mayores recortes sociales, Varoufakis, el ministro de finanzas, se levantó de las negociaciones y planteó un pulso en el orden de lo político, un referéndum. Tsipras el primer ministro griego convocó al pueblo heleno el 5 de julio frente a las urnas en un alarde de poner en valor su voz y su voto. Se apeló al orgullo y soberanía del pueblo griego frente al poder de las instituciones europeas y de los acreedores.  En el referéndum se pedía al pueblo si estaban de acuerdo con las condiciones leoninas que se imponían para el tercer rescate. Tsipras se arrogó el papel de Leónidas para resistir al Gerges europeo haciéndole pasar por el desfiladero de las Termópilas. Durante un par de semanas, Europa contuvo la respiración. Pero sólo un par de semanas.

La cuna de la democracia, ante este referéndum se encontraba con sus propias raíces. En la Grecia antigua, los hombres libres comparecían en el ágora para tratar los temas que les concernían en común, para la administración ordenada y resolución de los problemas que planteaba la convivencia colectiva, la vida en la polis. Así pues, el ágora se constituía como el lugar por excelencia para hablar y tomar decisiones políticas.

Esa libertad, por aquel entonces erigida como estatus diferenciador y sin la consideración de universal, era garante de que aquellos que comparecían para tratar de política lo hacían de forma independiente y autónoma, sin más ataduras que la búsqueda del bien común.

De hecho, si bien se consideraba que lo constitutivo de lo humano comparecía en el desarrollo de actividades como la política, las artes, la cultura, la filosofía  e incluso la guerra, el comercio y el negocio quedaban relegados a los esclavos, a aquellos que no eran libres, ni independientes, ni autónomos; a los que por su condición se les negaba el ocio, de ahí el término negocio. Mercadear era considerado peor que hacer la guerra; Aristóteles consideraba la crematística, a la que se entregaban los mercaderes, como actividad contranatura y deshumanizadora.

  • 1
  • 2
Tags:
economíagreciaunion europea
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
IOTA
Lucía Chamat
La Virgen que se mantuvo en pie tras el impac...
Aleteia Team
Fotografiaron el martirio de este sacerdote p...
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida ...
Sempre Família
6 hábitos destructores de matrimonios y cómo ...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
VIRGIN OF MERCY
Philip Kosloski
Ponte bajo el manto de la Virgen María con es...
HANDSOME,MAN,DRIVING
Philip Kosloski
10 pequeñas oraciones para cuando pasas frent...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.