Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 23 abril |
San Jorge
home iconActualidad
line break icon

A los narcotraficantes: “¡Conviértanse!”

© Eneas De Troya / Flickr / CC

Narco

Jaime Septién - publicado el 20/03/15 - actualizado el 06/02/19

"El Señor los espera y la Iglesia los recibe si, como pública ha sido su opción de servir al mal, clara y pública es también su voluntad de servir al bien"

Lejos de disminuir, el problema gigantesco del narcotráfico, aunado a la violencia, está creciendo en México. Recientes reportes de inteligencia indican que 23 de las 32 entidades federativas que componen al país son ahora más violentas que hace 12 años, siendo el Estado de Guerrero uno de los de mayor índice de violencia en el mundo y, por supuesto, el mayor índice de violencia de México.

Chiapas está entre las primeras entidades con problemas derivados de violencia y narcotráfico, así como de tráfico de armas y de personas. Su situación, haciendo frontera con Guatemala y siendo la puerta de paso de miles de migrantes centroamericanos en tránsito hacia la lejana frontera norte con Estados Unidos, representa un botín muy apetecible para las bandas criminales y las pandillas.

Un poder enorme

El obispo de San Cristóbal de las Casas, en Chiapas, monseñor Felipe Arizmendi Esquivel, ha escrito una vibrante reflexión sobre lo que él llamó “el poder de los narcotraficantes” que controlan, influyen, mandan, exigen, y a quienes se resisten a sus órdenes, los desaparecen, los ejecutan, los eliminan.

“Sus métodos son bestiales, salvajes, inhumanos, crueles y despiadados. En sus territorios, siembran terror, para imponer su ley. No sólo extorsionan a quienes tienen recursos económicos, sino a pobres dueños de un taxi, de un puesto en el mermado, de una pequeña tiendita, de un modesto comercio”, dice en su reflexión el obispo de San Cristóbal de las Casas.

En sintonía con lo que afirmó el Papa Francisco a la periodista mexicana Valentina Alarzaki, el prelado chiapaneco recordó que muchos de los narcotraficantes “se declaran creyentes, piden sacramentos, se encomiendan a Dios y a la Virgen, tienen devociones religiosas”.

Incluso hay quienes presionan a sacerdotes para que les celebren bautismos y otras ceremonias, con la amenaza de dañarlos si no se ciñen a sus caprichos. Tampoco faltan los que ofrecen grandes limosnas e intentan corromper a la misma Iglesia.

Sean testigos del Evangelio de la vida

Sin embargo y no obstante todo eso, los gestos exteriores –subrayó monseñor Arizmendi Esquivel—“no son suficientes para acreditar como creyentes a quienes, con la maldad y la arrogancia típica de los criminales, hacen de la ilegalidad su estilo de vida".

"A quienes eligieron el camino del mal y están afiliados a organizaciones criminales, renuevo la apremiante invitación a la conversión: ¡Abran su corazón al Señor! ¡Abran su corazón al Señor! -exhortó el obispo-. El Señor los espera y la Iglesia los recibe si, como pública ha sido su opción de servir al mal, clara y pública es también su voluntad de servir al bien. Opónganse a la cultura de la muerte y sean testigos del Evangelio de la vida”.

El obispo mexicano dijo estar consciente de que prácticamente ninguno de los narcotraficantes va a escuchar su mensaje; “sin embargo, fraternalmente lo comparto, para que alguien que esté en contacto con ellos se los haga llegar".

"Dios se puede servir de pequeños medios, para salvar a una persona -afirmó-. En vez de sentirse condenados y excluidos, sepan que Dios les ama, que está dispuesto a perdonarles, que desea para ellos una vida verdaderamente feliz. No pierden nada, si cambian radicalmente de vida, sino que ganan todo. ¡Hagan la prueba, y verán cuán bueno es el Señor!”

El prelado mexicano terminó diciendo que es necesario cuidar a la familia, “pues muchos de los que se dedican al mal lo hacen porque en su hogar no hubo un ambiente de armonía. Los divorcios muchas veces dejan a los hijos a la deriva, pues sus padres sólo piensan en sí, en sus sentimientos, en sus llamados derechos, y no toman en cuenta los derechos de sus hijos”.

Tags:
narcotrafico
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
2
Juan Daniel Escobar Soriano
¿Por qué un católico no puede pertenecer a la masonería?
3
SPANISH FLU
Bret Thoman, OFS
Lo que Padre Pío vio en la Gripe Española de 1918
4
Claudio de Castro
Un alma desde el Purgatorio clama: “¡Ayúdame!”
5
Salvador Aragonés
La gran preocupación del Papa (y de la que no hablan los medios)
6
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
7
couple
Anna Gebalska-Berekets
La receta «irresistible» del Padre Pío para un matrimonio feliz
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.