Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Ucrania: El Papa Francisco pide respetar los acuerdos alcanzados

©ServizioFotograficoOR/CPP
 February 20, 2015: Pope Francis, center, speaks with Ukrainian bishops during an "ad limina" meeting at the Vatican.
Comparte

El Obispo de Roma a los obispos de Ucrania: Jesús cura las heridas de la guerra

El Papa Francisco recibió este viernes 20 de febrero en el Vaticano a los obispos de Ucrania, donde la guerrra sigue causando víctimas inocentes entre la población, a pesar de los llamamientos al alto el fuego de diversos organismos internacionales, entre ellos la Unión Europea y la ONU.
 
Precisamente, recibiendo a los obispos de Ucrania, el Pontífice pidió la paz para el país y apeló a “todas las partes interesadas para que se apliquen los acuerdos alcanzados” y sea respetada la “legalidad internacional”.
 
Con su bienvenida a los prelados de la Iglesia greco-católica ucraniana y a los de la Conferencia Episcopal de Ucrania, Francisco reiteró su llamamiento a todas las partes para que “se respete la tregua firmada recientemente y se apliquen todos los otros compromisos que son condiciones para evitar la reanudación de las hostilidades”.
 
El Papa, sin olvidar la diversidad de ritos y tradiciones de los episcopados de Ucrania, indicó que a él personalmente le causa “tristeza que haya incomprensiones y heridas” entre cristianos, por lo que renueva las exhortaciones de sus predecesores Juan Pablo II y Benedicto XVI a sostener la paz y el diálogo.
 
En relación con el compromiso ecuménico útil para encontrar la paz en la nación, recordando a los mártires ucranianos, el Santo Padre aseguró a los obispos, herederos de las tradiciones espirituales, oriental y latina, que “se necesita un médico, y es Jesucristo, al que ambos sirven con generosidad”. 
 
En su discurso, el Papa mostró su preocupación por “las numerosas víctimas inocentes y grandes sufrimientos en toda la población”. Como ya insistió a través de varios mensajes y enviados especiales, el Pontífice renovó su “oración por los muertos y por todos los que han sido golpeados por la violencia”, rogando para que “el Señor conceda pronto la paz”.
 
En el texto que fue entregado a los prelados de Ucrania, el Obispo de Roma, invitó a los prelados a “escuchar atentamente las voces del pueblo para salir de los conflictos fuertes, afianzados en la caridad, el amor divino que emana del corazón de Cristo”.
 
El Obispo de Roma recordó a los obispos que como “ciudadanos” tienen el pleno derecho a “expresar” su pensamiento sobre “el destino del país, perseverando en la unidad de la sociedad ucraniana, en la búsqueda infatigable de la concordia y del bien común, aun ante las graves y complejas dificultades”.
 
En este sentido, remarcó el apoyo de la Santa Sede, que también abarca exigir la paz ante las instancias internacionales.
 
La guerra ha producido “graves repercusiones”, y el Papa mostró su preocupación por la “situación de las familias” y la pobreza que aumenta “injustamente” en una “tierra generosa y rica”. 
 
Así, Francisco alentó a los prelados ucranios a defender “las familias, los pobres, los que no tienen empleo, los débiles, los enfermos, los ancianos, jubilados, inválidos y desplazados”.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.