Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 12 junio |
Beata Mercedes María de Jesús Molina
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Qué es y cómo surge la Lectio Divina?

MAN,READING,SCRIPTURE

Hannah Busing | CC0

Rafael Luciani - publicado el 25/01/15

Para crecer en esta nueva vida, la espiritualidad monástica propone un camino conocido como la lectio divina (lectura divina), que hunde sus raices en la Sagrada Escritua como fuente de Vida.

Según Gregorio Magno este camino tiene como finalidad “el escuchar la palabra para obrar según ella”. Es una lectura en el Espíritu, por tanto es una escucha orante de las Escrituras que nos ayuda a asimilar una vida en abundancia.

La lectio divina no pretende leer el texto sino escucharlo.

Muchas veces leemos los pasajes bíblicos pero no dejamos que resuenen en nuestros corazones para que brillen en nuestras vidas.

Así, la lectura divina se convierte en la escucha dialogada entre Dios y el hombre, y entre los hombres hermanados entre sí, atenta a los problemas y necesidades de nuestro “aquí y ahora” y proyectada hacia el futuro comprometido en la construcción del Reino de Dios.

A continuación presentaremos los diversos pasos de este camino, a modo de esquema abierto, con muchas entradas y salidas, según las diversas y ricas experiencias de cada persona.

Todo esquema está abierto a la novedad. Así mismo, los pasos de la lectio no son estáticos ni cerrados, sino antes bien, abiertos al proceso de saborear la experiencia de Dios.

Disposición personal: La Palabra esperada

La statio o en su traducción literaria, estación, es el momento de parar, de situarnos y de disponernos a iniciar el camino.

Pasar de la pre-ocupación de las angustias y problemas que tenemos a la ocupación de la escucha de la Palabra de Dios.

Es el momento de pedir el acompañamiento del Espíritu de Dios que entra en diálogo con nosotros y nos da su luz y fuerza para caminar, e integrar a lo largo del camino, nuestra vida cotidiana y nuestra vida de fe como una sola vida en el Espíritu. Una vida de encuentro entre Dios y el hombre.

El disponernos a iniciar el camino se hace en el silencio, que no es la ausencia, ni el vacío, ni la negación de la Palabra, sino la Palabra-por-decir, la Palabra esperada.




Te puede interesar:
¿Buscas paz y orden? Silencia

La Palabra que nos va a hablar y en la que vamos a descubrir una Buena Noticia ante tantas malas noticias de nuestro mundo.

Recordemos las palabras del Apocalipsis: “Si alguno oye mi voz y me abre, entraré en su casa; y cenaremos juntos” (Apo 3,20).

Según la tradición monástica el momento apropiado es la mañana, siguiendo las palabras de Is 50,4: “Mañana tras mañana despierta mi oído para escuchar”.

Y la actitud básica es la humildad, ésta es la verdadera disposición que puede romper con todo prejuicio, porque la humildad nos permite reconocer el Misterio de la existencia y de Dios en el cual siempre estamos creciendo procesualmente hacia la Verdad Plena.

Es lo que el canto del Magnificat nos recuerda siempre, un Dios que ensalza a los humildes y desprecia a los soberbios de corazón.

Una vez en disposición hacemos una pequeña oración ante la Biblia, reconociendo la Vida que nos va a comunicar, la experiencia que nos abre y la Buena Nueva que nos va a convertir, y pasamos al momento de la lectio.

Lectura: La Palabra escuchada

La lectio es el momento de la lectura reposada de las Escrituras. Una lectura pausada. Una lectura contextual y no fragmentada.

No se trata de escoger un texto aislado, sino ubicado en su contexto histórico, teológico, etc. Relacionándolo con el libro que se escogió en general y con otros textos bíblicos.

En la lectio se une el estudio con la lectura. Es una lectura que supera el simple ver-el-texto para escuchar-la-Palabra que en él resuena.

Este escuchar nos invita a fijarnos en las palabras usadas en el texto: los verbos, sujetos, adjetivos, etc.

Entramos en diálogo con los personajes involucrados en el texto, entramos en la propia dinámica del hecho que se nos narra.

Los monjes tratan de memorizar el texto para “guardarlo en el corazón”, así como María guardaba todo en su corazón, para que luego resuene durante el trabajo diario y lo puedan ir asimilando y comprendiendo procesualmente.

La lectio pretende ayudar a descubrir qué dice la Palabra, pero luego se ha de pasar a un tercer momento, cuando me pregunto qué me dice la Palabra.

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
Tags:
almabibliaoracionreligiosos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Histórias com Valor
Después del coma, un niño asustó a su madre al decirle que conoci...
2
LITTLE BRIDESMAID
Felipe Aquino
La niña china que murió por reparar una ofensa a la Eucaristía
3
Ramón Antonio Pérez
María de San José y su ayuno total: “Durante diez años solo consu...
4
SOS DESAPARECIDOS
Alvaro Real
Olivia, Anna y el mal: ¿Por qué? Nos queda llorar y rezar
5
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
6
PILAR SUEVOS
Dolors Massot
La receta de una mujer de 102 años sobre el matrimonio
7
ARGENTINA
Esteban Pittaro
Un juez suspendió la ley del aborto en Argentina y aquí sus argum...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.