Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 13 abril |
San David Uribe
home iconA Fondo
line break icon

Revelaciones sobre la acción de Francisco en las relaciones Cuba-EEUU

DonkeyHotey

Jesus Colina - Alfa y Omega - publicado el 27/12/14

Algunos detalles hasta ahora desconocidos de los acuerdos que se alcanzaron en el Vaticano

La sorpresa fue general. Cuando el 17 de diciembre los presidentes de Estados Unidos y Cuba anunciaban la histórica reapertura de relaciones diplomáticas, tanto Barack Obama como Raúl Castro agradecieron la labor desempeñada por el Papa Francisco.

Pero, ¿qué ha hecho este Papa de las sorpresas? El semanario Alfa y Omega ha podido reconstruir los hechos y revela algunos de los nombres decisivos para alcanzar este resultado que da una nueva esperanza a la Iglesia en Cuba.

Los primeros contactos

Las negociaciones secretas entre Cuba y Estados Unidos habían comenzado a materializarse hace dieciocho meses, gracias en un primer momento a la mediación de Canadá. Ahora bien, los primeros contactos, según hemos podido saber, ya habían sido facilitados por el mismo Papa Benedicto XVI.

Cuando el pontífice viajó a Cuba, en marzo de 2012, a petición del Comité Judío Estadounidense (American Jewish Committee), el Papa Joseph Ratzinger presentó a Raúl Castro la petición de la liberación de Alan Gross, judío, trabajador social, arrestado en diciembre de 2009 en Cuba mientras trabajaba como contratista para la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).

La petición asumió un carácter oficial y ya no podía ser desechada. Fue así como se entabló el primer encuentro entre representantes de los dos países en junio de 2013, en la capital de Canadá. Como contrapartida por la liberación de Gross, Cuba reclamaba la entrega de otros prisioneros en poder de los Estados Unidos, que cumplían condena con la acusación de espionaje.

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, consideró útil informar al secretario de Estado del Papa Francisco, el cardenal Pietro Parolin, antiguo nuncio apostólico en Venezuela. Esas informaciones sirvieron para preparar la visita de Obama al Papa el 27 de marzo de 2014.

El encuentro, así como todas las negociaciones, contó con la diligente ayuda del embajador de Estados Unidos ante la Santa Sede, Kenneth Hackett, quien antes había sido presidente de la Cáritas en Estados Unidos (Catholic Relief Services), cargo desde el que había seguido de cerca la situación por la que atraviesa Cuba.

Cartas de Francisco a Obama y Castro

Tras el encuentro con Obama, llegado ya el verano, el Papa decidió enviar sendas cartas al presidente norteamericano y a Castro en las que los alentaba a llegar a buen puerto en las conversaciones. No sólo impulsaba el intercambio de prisioneros, sino que también los alentó a "progresar en la relación bilateral", paralizada desde 1961.

Dos colaboradores del Papa tuvieron entonces un papel destacado. Por una parte el cardenal Jaime Ortega, arzobispo de La Habana, desempeñó la delicada tarea de entregar la carta del Papa a Castro y asegurarse de que fuera bien recibida por Obama.

Por otra parte, el cardenal Seán P. O’Malley, arzobispo de Boston, miembro de la Comisión que el Papa Francisco ha creado para la reforma de la Curia Romana, impulsó la labor del Papa y ayudó a preparar el terreno en los Estados Unidos.

En agosto, O’Malley viajó a Cuba para visitar al cardenal Ortega, quien celebró los 50 años de ordenación sacerdotal, y se entrevistó con el embajador norteamericano Jeffrey DeLaurentis, quien después sería nombrado responsable de la Sección de Intereses de los Estados Unidos en la Embajada de Suiza en Cuba, un organismo que hace los oficios de embajada en ausencia de la misma.

Acuerdo en el Vaticano

La información era manejada por un puñado de funcionarios de cada país. Y fue en octubre cuando se pautó la más importante de las reuniones bilaterales. El lugar escogido par el encuentro fue el mismo Vaticano. Allí garabatearon los últimos detalles de lo que sería la hoja de ruta que seguirían ambos países hasta el anuncio formal.

En esa cumbre hizo falta de la astucia y la inteligencia del cardenal Pietro Parolin. El secretario de Estado vaticano fue el mediador que permitió el acuerdo.

Como parte del acuerdo, Cuba aceptó liberar, además de a Gross, a otro agente de inteligencia detenido en La Habana desde hace veinte años, cuyo nombre no se ha revelado. Otro punto importante en las negociaciones fue la liberación de otros cincuenta dirigentes políticos opositores cubanos. Por su parte, Estados Unidos aceptó liberar a tres cubanos detenidos en el país con la acusación de espionaje.

El acuerdo ciertamente ha sido logrado bajo los auspicios del Papa Francisco, pero no se puede entender sin la acción desempeñada con los dos países por el Papa Benedicto XVI y por el Papa Juan Pablo II, quien en su histórica visita de enero de 1998 pidió "que Cuba se abra al mundo y que el mundo se abra a Cuba”.

Desde Buenos Aires, el cardenal Jorge Bergoglio siguió tan de cerca aquel viaje que pocos meses después publicó un libro con el título Diálogos entre Juan Pablo II y Fidel Castro.

Ese diálogo entre la Iglesia y el régimen cubano, que se ha hecho más concreto tras la llegada a la presidencia de Raúl Castro, en 2008, dio como fruto la excarcelación de unos 130 presos políticos, entre ellos 52 opositores que quedaban en la cárcel de 75 condenados tras la "Primavera negra" de 2003, y el cese de los hostigamientos a sus esposas, las "Damas de Blanco", que cada domingo marchan por la Quinta Avenida de Miramar, en el oeste de La Habana, tras asistir a misa.

Impacto para la libertad religiosa

Esta labor de diálogo promovida por la Iglesia católica, ha permitido, además, mejorar en el país la libertad religiosa de las diferentes confesiones.

En el caso de la Iglesia católica, se ha materializado en el acceso de sus pastores, en contadas ocasiones, a los medios de comunicación, en la posibilidad de realizar actos de culto y procesiones en lugares públicos, la apertura del primer seminario en medio siglo en la isla, y la recuperación de lugares de culto y bienes expropiados en los años sesenta.

Pero las negociaciones no han terminado. El restablecimiento de relaciones diplomáticas no implica el final del embargo económico que Estados Unidos impone a La Habana.

Como pocos, el arzobispo de Miami, monseñor Thomas Wenski, ha explicado bien lo que todavía falta: “Los comentarios hechos por Raúl Castro parecen indicar que su gobierno está abierto a entablar conversaciones con Estados Unidos sobre temas relacionados con la democracia y los derechos humanos. El progreso en esta área es normalmente el resultado — y no las condiciones previas — para esas conversaciones – por lo que la perspectiva de esas conversaciones es un desarrollo positivo”.

“Como dijo el presidente Obama, buscar el colapso de Cuba no es una política prudente —añade monseñor Wenski—.  Cuba necesita cambiar. El anuncio cambia el juego –pero a medida que Cuba cambia, debemos de fomentar un ‘aterrizaje suave’- es decir, un cambio pacífico que ofrezca verdadera esperanza para los cubanos a ambos lados del estrecho de la Florida”.

Y a los más escépticos en Miami, las antiguas generaciones de emigrantes de Cuba, el arzobispo de Miami les ha explicado que “Francisco hizo lo que los papas se supone que deben hacer: construir puentes y promover la paz. Actuó igual que su tocayo, san Francisco de Asís, quien durante la quinta cruzada, fue a Egipto para reunirse con el Sultán Al Kamil, con el interés de promover la paz”.

Tags:
cubaestados unidospapa franciscovaticano
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
2
MIGRANT
Jesús V. Picón
El niño perdido y hallado en pleno desierto que invita a reflexio...
3
QUEEN ELIZABETH WEDDING
Adriana Bello
Las bodas de titanio de la reina Isabel II y el príncipe Felipe
4
SATAN SHOES
Adriana Bello
Las zapatillas de Satanás no son un juego
5
Dicas de amor
Una hermana es más que una amiga, es la mitad de nuestro corazón
6
ALICE BATTENBERG
Adriana Bello
La monja de la realeza
7
Attentat Indonésie
Agnès Pinard Legry
Este héroe evitó una masacre en la catedral esta Semana Santa
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.