¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Extremistas islámicos somalíes Shabaab siembran el terror en el norte de Kenia

AFP PHOTO / STRINGER
Members of the military gather near the bodies of some of the victims of an attack on quarry workers near the town of Mandera, northern Kenya, along the border with Somalia, on December 2, 2014. Somalia's Shebab rebels on December 2 massacred 36 quarry workers in a fresh attack in northeastern Kenya, with the group vowing to conduct more "uncompromising, relentless and ruthless" operations. A group of around 20 fighters from the Al-Qaeda-affiliated Islamists raided a stone quarry near the town of Mandera in the early hours of December 2. Police and officials said they weeded out non-Muslims and shot them in the head, while some of the victims were also beheaded. AFP PHOTO / STRINGER
Comparte

“Se está tratando de desestabilizar el norte del país”, dice el Obispo Auxiliar de Garissa

“Las personas tomadas como objetivo de los Shabaab son trabajadores cualificados (médicos, enfermeros, maestros, policías, militares, funcionarios públicos, etc …) originarios de otras partes de Kenia. Obligarlos a huir significa desestabilizar esta parte del territorio de Kenia”, afirma a la Agencia Fides Su Exc. Mons. Joseph Alessandro, Obispo Coadjutor de Garissa, en cuyo territorio se encuentra la ciudad de Koromei en el condado de Mandera (noreste de Kenia), donde la pasada noche 36 trabajadores de una cantera han sido asesinados por extremistas somalíes Shabaab.
“En esta localidad también hay una parroquia, pero que por el momento carece de un sacerdote a causa de la inseguridad”, dice Mons. Alessandro.

Como ocurrió en el mismo condado el 22 de noviembre, cuando 28 personas perdieron la vida en base a la afiliación religiosa (véase Fides 24/11/2014), esta vez los Shabaab también han matado sólo a los no musulmanes. “La masacre del 22 de noviembre – recuerda el Obispo Auxiliar – había tomado como objetivo a un grupo de personas en un autobús que regresaba a sus lugares de origen por las vacaciones de Navidad”.

Recientemente, la Comisión Episcopal “Justicia y Paz” se ha mostrado a favor de la retirada de miles de funcionarios y otros trabajadores del noreste de Kenia, como una medida temporal para salvaguardar sus vidas (véase Fides 01/12/2014). “Estoy de acuerdo en una retirada temporal de estos trabajadores. De hecho el sindicato de profesores ya ha presentado una petición de esta naturaleza. Pero si los que se han marchado no regresarán, se crearán serios problemas sociales, con las escuelas y los hospitales sin personal”, dice Mons. Alessandro.

Según el obispo, “hay muchas razones detrás de estos ataques. Los Shabaab afirma que de esta manera quieren obligar al gobierno de Nairobi a retirar sus tropas que están luchando en Somalia. También han presentado reclamaciones territoriales sobre esta parte de Kenia, diciendo que históricamente pertenecía a Somalia. Por último también hay razones económicas, relacionadas con la protección del tráfico controlado por los Shabaab. La motivación religiosa también existe, pero no es la único. Además, en Somalia la población es toda musulmana, y allí los Shabaab también cometen masacres”, concluye Mons. Alessandro.
 
Artículo originalmente publicado por Agencia Fides
 
 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.