Aleteia

La cultura de la paz y el perdón en un diplomado de Colombia para México

Comparte

La Fundación para la Reconciliación de Colombia, en convenio con la Universidad Iberoamericana (UIA) de México, ha lanzado el diplomado “Cultura de Paz y Perdón”,

La Fundación para la Reconciliación de Colombia, respondiendo al imperativo de la construcción de la paz en América Latina, en convenio con la Universidad Iberoamericana (UIA) de México, ha lanzado el diplomado “Cultura de Paz y Perdón”, el cual forma parte del programa Escuelas de Perdón y Reconciliación (ESPERE) de la propia Fundación.

Parecernos a lo que predicamos

Con el telón de fondo de la situación actual de violencia en México, y proponiendo el modelo colombiano y de otros países del sur del continente americano, la Fundación desembarca ahora en México ofreciendo contribuir a la construcción de la paz y de la convivencia armoniosa, mediante la expansión de la “cultura, pedagogía y espiritualidad del cuidado, el perdón y la reconciliación, a partir de un grupo humano que se parece a lo que predica”.

Fundada y dirigida por Leonel Narváez Gómez, filósofo, teólogo así como sacerdote religioso de los Misioneros de la Consolata, la Fundación es una entidad sin ánimo de lucro que ofrece formación, entrenamiento y acompañamiento a través de ESPERE, con el fin de capacitar “multiplicadores”, que “siembren la cultura política del perdón y la reconciliación  en su barrio, parroquia, empresa, colegio, universidad y familia, colaborando en el advenimiento de la paz y del progreso de las comunidades y de las personas”.

La idea central de la Fundación es “expandir la actual red nacional e internacional de reconciliación y convivencia, constituyendo el perdón como virtud política y como un derecho humano”.  Por lo demás, las ESPERE se han convertido en un modelo eficaz para vigorizar mecanismos de mediación, conciliación y arbitraje, en cuanto van más allá del mecanismo legal y logran llegar al corazón de las personas.

Un proyecto cultural latinoamericano

La Fundación concentra sus esfuerzos en áreas de formación, información e investigación sobre el cuidado, el perdón y la reconciliación, aplicando las pedagogías en ciudades de Colombia, Perú, Brasil, Venezuela, Bolivia, Chile, República Dominicana, Uruguay, México, Ecuador, Argentina,  Canadá y Estados Unidos, pertenecientes a la Red Internacional de las ESPERE.

En cuanto al diplomado “Cultura de Paz y Perdón”, se trata de un programa formativo que se estructura “como un proyecto cultural que busca centrar la atención, interés y disposición de todos los mexicanos para que incidan social y políticamente en la promoción y construcción de cultura de paz, a partir de la pedagogía del perdón como estrategia para la transformación de los conflictos, de la violencia y en promoción de la consolidación de prácticas de paz en la solución de conflictos individuales y colectivos”.

Se trabajará en el desarrollo de seis módulos que se sustentan desde el enfoque experiencial-constructivista, partiendo de la realidad personal y social y brindando aprendizajes teórico-prácticos y habilidades analíticas “para la transformación positiva y creativa de la dinámica de los conflictos y la violencia en el ámbito en el que interactúan”.

El diplomado inicia el 10 de noviembre y está dirigido a directivos, docentes, estudiantes de diversos programas de pregrado, profesionales, voluntarios sociales, líderes comunitarios, organizaciones no gubernamentales y personas interesadas en contribuir a la convivencia y a la construcción de una cultura de paz. 

Ofrece los conocimientos y las herramientas para aplicar el perdón en las relaciones cotidianas como una estrategia para la promoción de prácticas de bienestar que rompan los círculos de violencia y venganza, llevando al participante a conocer cómo transformar las vivencias emocionales y comunicativas en la superación de las secuelas de las ofensas, para contribuir en la reconstrucción de los tejidos sociales.

Para informes e inscripciones:
abraham.valverde@ibero.mx

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.