Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 08 marzo |
San Juan de Dios
home iconActualidad
line break icon

La Iglesia de Nicaragua no está dispuesta a aparecer como una “policía voluntaria”

© LA PRENSA/ O. NAVARRETE

Jaime Septién - publicado el 03/09/14

Monseñor Fonseca: el reglamento de la Ley 779 es “un abuso estatal sin precedentes en la historia eclesiástica de Nicaragua”

La reciente ronda de conversaciones entre la Iglesia católica de Nicaragua y el presidente de este país centroamericano, Daniel Ortega Saavedra, supusieron un acercamiento momentáneo que no ha logrado consolidarse.

Por lo pronto, el obispo auxiliar de la arquidiócesis de Managua, monseñor Silvio José Báez, ha sido muy claro al decir que la Iglesia católica jamás se ha ofrecido en un papel de mediación en casos de violencia contra las mujeres, como dio por hecho el gobierno.

Ciertamente, una de las denuncias constantes de la Iglesia es la escalada de violencia que se vive en Nicaragua, ejercida especialmente en contra de las mujeres; pero de ahí a lo que ahora establece el reglamento de la Ley 779 (Ley Integral Contra la Violencia Hacia la Mujer), hay mucha diferencia.

Mediadores cualificados

El decreto número 42-2014, que reglamenta la Ley 779, incorpora a las pastorales familiares y a los “líderes religiosos” en las consejerías familiares en la comunidad o consejerías comunitarias, junto a los gabinetes de Familia, Comunidad y Vida, para trabajar en coordinación con el Ministerio de la Familia Adolescencia y Niñez en Nicaragua.

Dicho de otra forma, hace parte de una tarea gubernamental a la Iglesia quien había pedido al presidente Ortega Saavedra un proceso de mediación para –como explicó monseñor Báez—“evitar que los matrimonios se rompieran tan fácilmente”.

Sin embargo, el propio obispo auxiliar de Managua explicó a la prensa que con esa posición “nunca quisieron decir que los obispos y sacerdotes iban a ser mediadores ni estar al mismo nivel de otros organismos de la sociedad civil o del gobierno”.

Cabe señalar que en el artículo 46 del reglamento de la Ley 779, se incorpora a las pastorales religiosas y a los propios religiosos como parte de las expresiones comunitarias, en calidad de auxiliares de la Comisaría de la Mujer y de las otras delegaciones de la Policía Nacional y del Ministerio Público, para la adopción de medidas precautelares.

Incluso, en el artículo 48 de la Ley 779, se considera a los religiosos como auxiliares de la Policía y del Ministerio Público, “para verificar los factores de riesgo que facultan para la detención policial de los denunciados”.

Monseñor Báez (quien explicará esta postura en la próxima asamblea de la Conferencia del Episcopado Nicaragüense) fue claro al enfatizar que se debe separar “lo que toca al gobierno en el ordenamiento jurídico, económico y político de una sociedad y el papel de la Iglesia que se sitúa a nivel de educación de la conciencia, de proclamación de valores evangélicos”.

Un abuso estatal sin precedentes

Por su parte, monseñor Silvio Fonseca, vicario de Familia, Vida e Infancia de la arquidiócesis de Managua, calificó el reglamento de la Ley 779 como “un abuso estatal sin precedentes en la historia eclesiástica de Nicaragua”, por incluir a la Iglesia para que actúe como “policía voluntaria”, auxiliando a las autoridades en los problemas de familia.

“La Iglesia no puede ser equiparada a un organismo social ni mucho menos a un brazo del Estado. La Iglesia católica existe para servir a Jesucristo y a la humanidad; en segundo lugar”, señaló monseñor Fonseca.

El mismo vicario de la arquidiócesis de Managua terminó diciendo que la misión de la Iglesia en materia de conflictos familiares íntimos es muy diferente a la de gobierno, pues se trata de “asuntos de dirección espiritual y secretos de confesión y de ninguna manera deben ser revelados y comentados, porque son de materia sagrada”.

Tags:
mujernicaraguaviolenciaviolencia contra la mujer
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
BAPTISM
Pablo Cesio
Bautizan a la bebé que nació viva tras “aborto legal” y la llaman...
2
Aleteia Mexico
Ella iba a la adoración eucarística a las 3 de la mañana cuando l...
3
Jesus Colina
¿Milagro en Israel? Marcha de madres cristianas, musulmanas y jud...
4
THE PROFESSOR AND THE MADMAN
José Ángel Barrueco
Una película sobre el poder de las palabras y la importancia del ...
5
JARAMILLO
Lucía Chamat
Obispo amenazado de muerte: “La verdadera muerte es quedarse call...
6
Aleteia Team
¿Sabías que la Iglesia católica está constituida por 24 Iglesias ...
7
BLESSED CHILD
Philip Kosloski
Pide la protección de Dios sobre tus hijos con esta oración de la...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.