Aleteia

El cine tiene un impacto que modifica la conducta de los seres humanos

© DR
Comparte

Entrevista al director y realizador Antonio Peláez, de las películas «1531» y «Testigos»

Mediaquest es un estudio de producción de cine y televisión que nace en Guadalajara (México) con veinticinco años de experiencia dentro de la industria del entretenimiento y comunicación en países como Estados Unidos, España y México.
 
Antonio Peláez su fundador, estudió cinematografía en el Art Center College de Los Ángeles, California, incursionando más tarde en Hollywood como escritor, productor y director de cine y televisión. A lo largo de su trayectoria profesional, ha recibido numerosos premios y reconocimientos internacionales, y compañías tan prestigiadas como Disney y MGM, han adquirieron sus proyectos como en el caso de su primera película Crystalstone ganadora de siete premios internacionales como mejor película y mejor ópera prima.
 
Aleteia ha querido entrevistarlo por sus próximos proyectos y por el impacto que ha tenido en muchos países su película 1531, sobre el milagro de la Virgen de Guadalupe.
 
¿Qué  te ha dejado el documento fílmico sobre 1531 y el acontecimiento guadalupano?
 
Realizar 1531 nos ha dado a mi esposa y a mí, la oportunidad de vivir la fe de la gente y el gran amor que existe a la Virgen de Guadalupe, no únicamente en México sino también en diferentes parte del extranjero, donde hemos dado pláticas al presentar el proyecto.

Uno nunca sabe ni sospecha los alcances que pueda traer un proyecto de esta naturaleza que presenta verdades que trascienden al ser humano, hasta experimentar y conocer a través de los testimonios de las personas que han visto 1531 lo que ha significado para ellas el conocer más profundamente el acontecimiento guadalupano. Diría que por solo uno de esos testimonios ya valió la pena el esfuerzo y el trabajo de varios en la realización de 1531.
 
¿En qué consiste el proyecto sobre el cual trabajas ahora, el documental Testigos?
 
Testigos es un docudrama que busca llevarnos a un viaje por el tiempo para descubrir –a través de los testimonios evangélicos de aquellos que conocieron a Jesucristo– la respuesta que cada uno de ellos le dan a la pregunta que Jesús en alguna ocasión les había formulado… “Y ustedes, ¿quién dicen que soy yo…?”.
 
El drama de la historia comienza cuando quien hizo la pregunta moriría poco después con la más violenta de las muertes y sus amigos por el miedo lo abandonan en el momento de su aprehensión. Cuando la piedra del sepulcro se cierra, ninguno de ellos hubiera dado un denario por su memoria, sin embargo años más tarde, morirían por él en la cruz, o bajo la espada siendo testigos de su palabra.
 
El documental nos ubica a los pocos días de la resurrección de Jesucristo, cuando cada uno de ellos responde a esa pregunta.
 
¿Es posible usar el lenguaje cinematográfico para narrar, por ejemplo, la vida de personajes como María o Pedro o el propio Jesús? ¿No se queda corto con respecto a la hondura de esos personajes?
 
El lenguaje que utilizaremos no será otro que el de los mismos evangelios, simplemente le daremos el enfoque de lo que cada uno de los testigos de Jesús sintieron, más que repetir lo que ya hemos visto muchas veces en el cine en la descripción de los acontecimientos.

Aquí buscaremos adentrarnos en sus sentimientos, para que el espectador pueda identificarse con alguno de ellos en el hoy… ya que el tiempo no pasa ni por los evangelios, ni por la esencia de los seres humanos.
 
Volviendo a Guadalupe, ¿ya terminamos de descifrar el códice impreso en la tilma?  Dicho de otra forma, ¿ya le entendimos al mensaje del tlacuilo que lo pintó?
 
Creo que el mensaje de la Virgen en la tilma es muy claro, pero lo tenemos que descifrar cada uno de nosotros en nuestro corazón: Dios es un padre que nos quiere

tanto que manda a su Madre a darnos su amor y consuelo.  Quien descubra ese mensaje en su corazón, hará todo lo que este de su parte por llevarlo a los demás como lo hizo san Juan Diego, convirtiéndose también en un mensajero de Dios…  Quien venza el miedo para hacerlo, entonces recibirá el amor y el consuelo que Ella nos prometió.
 
¿Qué proyectos tiene en el cine comercial para los próximos años?
 
Actualmente estamos trabajando en dos películas de largometraje. Para el 2014 es una película titulada La rosa azul. La historia comienza cuando Valentina, una chica de 18 años es engañada por un amor juvenil y queda embarazada.  Su padre, un viejo millonario que vivía amargado y recluido en su hacienda desde la muerte de su esposa, al enterarse corre a su hija de su casa sin darle una oportunidad a ella o al bebé.
 
Cuando está a punto de dar a luz, Valentina regresa a la hacienda buscando reconciliarse con su padre, pero el viejo la rechaza y la corre nuevamente. Aquella misma noche, Valentina sufre un accidente de carretera por evitar atropellar a una vieja leñadora que se cruza en el camino en medio de una tormenta, provocando que el coche golpee contra un árbol saliendo Valentina despedida del auto antes de caer y explotar en un barranco. 

Tirada junto a la carretera, Valentina es asistida por aquella vieja que había provocado el accidente y con grandes dificultades la ayuda a dar a luz a una pequeña niña. Al ver la vieja que la madre muere, le roba su medalla y abandona horas más tarde a la recién nacida en el convento del pueblo.
 
Los años pasan, la niña crece, pero nadie sabe que Valentina fue recogida por un matrimonio a orillas de la carretera y llevada a un hospital, en donde salva la vida pero queda discapacitada mentalmente como consecuencia del accidente.
 
El tiempo pasa y diez años más tarde el destino se encargará de unir a la pequeña niña con su abuelo, desconociendo ambos su parentesco. Aquel encuentro inesperado de dos edades diferentes, dos temperamentos explosivos y dos vidas marcadas por un pasado amargo, sin saberlo ni buscarlo revelará un secreto por ellos jamás imaginado…
 
Se trata de una historia de reencuentro y redención, que nos deja ver cómo nosotros mismos rechazamos por orgullo y egoísmo, aquello que puede ser nuestra verdadera felicidad.
 
¿Y la otra película?
 
Decisiones es la segunda película para ser realizada en el 2015. Una película para ese joven que busca su lugar en medio de un mundo relativista, lleno de excesos y hedonismo, con la intención de que los jóvenes concienticen sobre la trascendencia y consecuencias de sus decisiones, bajo cinco aspectos de la vida muy importantes: el valor de la vida, el valor de la familia, el valor de la amistad el valor de la castidad y el peligro de las adicciones.
 
La historia enfrenta a una joven a las consecuencias de haber tomado una decisión equivocada.  Nos presenta cómo muchos jóvenes toman decisiones influenciados por el alcohol, la moda y las pasiones, bajo criterios tan pobres como: “todos lo hacen”, “total no pasa nada si lo haces una sola vez…”  “¿No estaré siendo exagerado y escrupuloso…?”  “Además, no le hago daño a nadie…”. 
 
Muchos de los jóvenes y niños de hoy viven confundidos acerca de los valores de la ética, el civismo, la honestidad y la importancia de la familia, cayendo en un relativismo que los lleva dentro de una espiral que los aleja de la felicidad. 
 
Es por eso  que la película busca concientizar al joven que hoy más que nunca deben tomar sus decisiones sustentadas en los valores morales y con profundas convicciones de lo que está bien y lo que está mal. 

La historia presentará el amor de forma muy diferente a como se presenta en la mayoría de las películas de hoy. Hablará de cómo la entrega y el sacrificio son caminos más seguros a la felicidad, y que el romanticismo, el respeto y la castidad conducen al hombre a lugares más altos y maravillosos, que el erotismo y la sensualidad.

 
¿Es posible integrar en películas, por ejemplo, de diversión los valores que constituyen el ADN de la cultura occidental, los valores cristianos?
 
El cine además de ser una parte muy importante de la industria del entretenimiento, tiene un impacto que modifica la conducta de los seres humanos, es por ello que todo aquel que se dedica a los medios de comunicación tiene que aceptar esa gran responsabilidad no sólo con la sociedad, sino con la globalización de hoy, con toda la humanidad.
 
El hombre, de forma consciente o inconsciente, siempre estará sensibilizado por la verdad y los valores humanos. Digamos que el hombre es tentado por el mal, de igual forma que es atraído por el bien, bajo el criterio de que somos hijos de Dios y creados de su misma naturaleza.
 
Por otro lado, los valores cristianos llevan consigo una sabiduría tan grande, que no pueden ser ignorados por el hombre.  Nadie duda que la verdad es algo bueno, o que el asesinato está mal, sin embargo la sagacidad de la maldad sabe engañar al hombre y lo seduce con mentiras ofreciéndole algo que nunca le dará… 

Nuestro reto es presentar los valores cristianos a través del entretenimiento con historias que cumplan lo que ofrecen, es decir, historias que dignifiquen al hombre con la verdad. 

Si los hombres y mujeres de hoy supiéramos mirar a nuestro rededor con más atención, veríamos que a lo largo de la historia y lo que vemos en nuestro entorno día con día, es la mayor prueba de las consecuencias del bien y del mal.   Siempre habrá alguien que nos pueda ofrecer una manzana llena de mentiras, nuestro reto es presentar en cada uno de nuestros proyectos manzanas que además de ser más atractivas, digan siempre la verdad.
 
Mi respuesta es sí…  Los valores, si se presentan bien dentro del entretenimiento, podrán ser más atractivos que los antivalores, porque no hay mejor entretenimiento, que aquel que nunca inquieta nuestra conciencia.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.