Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 04 diciembre |
San Juan Damasceno
home iconEspiritualidad
line break icon

El Papa: Los cristianos deben tener paciencia, no resignación

MAN, LOOK, DAWN

Jaromir Chalabala | Shutterstock

Radio Vaticano - publicado el 17/02/14

Es mejor que pedir signos, dice Francisco en su homilía en la Domus Santa Marta

La paciencia del Pueblo de Dios que soporta con fe las pruebas cotidianas de la vida es lo que hace avanzar a la Iglesia: es lo que ha afirmado papa Francisco en la Misa celebrada en Santa Marta el 17 de febrero de 2014.

“La paciencia no es resignación, es otra cosa”. El Papa comenta la Carta de Santiago donde dice: “alegraos profundamente cuando os veáis sometidos a cualquier clase de pruebas”. Parece una invitación a ejercer de faquires”, observa, pero no es así.

La paciencia, soportar las pruebas, “las cosas que no queremos”, hace “madurar nuestra vida. Quien no tiene paciencia, quiere tener todo en seguida, todo rápido.

Cuando no hay paciencia…

Quien no conoce esta sabiduría de la paciencia, destaca el papa Francisco, es una persona caprichosa, como los niños que son caprichosos” y nada les parece bien.

“La persona que no tiene paciencia, explica, es una persona que no crece, que permanece en los caprichos de niño, que no sabe tomar la vida como viene: o esto o nada”. “Esta es una de las tentaciones: volvernos caprichosos”.

CAPRICIOUS BOY,
BUENAFOTO | Shutterstock

Otra tentación de los que no tienen paciencia, afirma el Papa, es la omnipotencia” de querer enseguida las cosas, como sucede a los fariseos que piden a Jesús un signo del cielo: “querían un espectáculo, un milagro”.

“Confunden el modo de actuar de Dios con el modo de actuar de un hechicero. Y Dios no actúa como un hechicero. Dios tiene su propia forma de ir hacia delante. La paciencia de Dios. También Él tiene paciencia.


PAPIEŻ FRANCISZEK

Te puede interesar:
5 consejos, inspirados en el Papa, para no perder la paciencia

Dios es paciente

Cada vez que vamos al sacramento de la reconciliación, ¡cantamos un himno a la paciencia de Dios! Y sin embargo ¡cómo nos lleva el Señor sobre sus hombros, con cuánta paciencia, con cuánta paciencia!

La vida cristiana debe desarrollarse sobre esta música de la paciencia, porque es exactamente la música de nuestros padres, del pueblo de Dios, de los que han creído en la Palabra de Dios.

Ellos han seguido el mandamiento que el Señor había dado a nuestro padre Abraham: «Camina ante mí y sé irreprensible».

El pueblo de Dios, afirma el Papa citando la Carta a los Hebreos, “ha sufrido mucho, ha sido perseguido, asesinado”.

Pero tuvo “la alegría de saludar desde lejos las promesas” de Dios.

Esta es la paciencia que “debemos tener ante las pruebas: la paciencia de una persona adulta, la paciencia de Dios”, que nos lleva sobre sus hombros. Y esta, prosiguió, “es la paciencia de nuestro pueblo”.

Cuántos esperan…

“¡Qué paciente es nuestro pueblo! ¡Aún hoy! Cuando vamos a las parroquias y encontramos a las personas que sufren, que tienen problemas, que tienen un hijo discapacitado o que tienen una enfermedad, pero que llevan adelante la vida con paciencia».

DRUŽINA ŠINKOVEC
TAMINO PETELINŠEK

«No piden signos, como estos del Evangelio, que quería un signo. Decían: ‘¡Dadnos un signo!’. No, no piden, sino que saben leer los signos de los tiempos, saben que cuando florece la higuera, llega la primavera; saben distinguir eso».

«Sin embargo, estos impacientes del Evangelio de hoy, que querían un signo, no saben leer los signos de los tiempos, y por esto no reconocieron a Jesús”.

El Papa concluye su homilía “la gente de nuestro pueblo, gente que sufre, que sufre muchas, muchas cosas, pero no pierden la sonrisa de la fe, que tiene la alegría de la fe”.

“Y esta gente, nuestro pueblo, en nuestras parroquias, en nuestras instituciones, mucha gente, es la que lleva adelante la Iglesia, con su santidad, de todos los días, de cada día».

‘Hermanos, alegraos profundamente cuando os veáis sometidos a cualquier clase de pruebas, sabiendo que la fe, al ser probada, produce la paciencia. Y la paciencia debe ir acompañada de obras perfectas, a fin de que ustedes lleguen a la perfección y a la madurez, sin que les falte nada” (St 1, 2-4)».

«Que el Señor nos dé a todos la paciencia, la paciencia alegre, la paciencia del trabajo, de la paz, que nos dé la paciencia de Dios, la que Él siempre tiene, y que nos dé la paciencia de nuestro pueblo fiel, que es tan ejemplar”.

Tags:
esperanzapacienciapapa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco b...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.