Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 07 marzo |
Santa Rosa de Viterbo
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Cómo tomar decisiones?

AFP PHOTO/OSSERVATORE ROMANO

CITE DU VATICAN, Vatican City : This handout picture released by the Vatican Press Office on February 11, 2013 shows Pope Benedict XVI addressing an ordinary consistory at The Vatican the same day. Pope Benedict XVI announced he will resign on February 28, a Vatican spokesman told AFP, which will make him the first pope to do so in centuries. AFP PHOTO/OSSERVATORE ROMANO RESTRICTED TO EDITORIAL USE - MANDATORY CREDIT “AFP PHOTO/OSSERVATORE ROMANO"

Carlos Padilla Esteban - publicado el 15/02/14

La renuncia de Benedicto XVI y la capacidad de decisión

En la vida nos enfrentamos a decisiones importantes. Tenemos que optar y elegir. En todo es lo prudente hacer la voluntad de Dios, porque es lo que le da sentido a la vida. Ante nosotros, se encuentran la vida y la muerte. Lo que decidimos es importante, y no siempre es fácil hacerlo bien.

Esta semana hemos cumplido un año de la renuncia de Benedicto XVI. Algunos han dicho que él afirmó: «Me lo dijo Dios». El Señor hizo crecer en su corazón «un deseo absoluto de permanecer a solas con Él, recogido en la oración». Dios guió sus pasos en la decisión más difícil de su vida.

No es fácil decidir. Menos aún cuando se juegan tantas cosas en una decisión, cuando tantas personas dependen de lo que decidamos. Decidir cuando parece obvio el camino resulta sencillo. Sin embargo, tomar decisiones cuando todo parece indicar lo contrario, es un salto de fe.

En la vida religiosa es también fácil caer en la masificación. Hace falta mucha madurez y autonomía, libertad interior y espíritu de Dios, para tomar decisiones arriesgadas. Decía el Padre José Kentenich: «Donde no hay decisión por uno mismo, donde no se da oportunidad para tomar decisiones por uno mismo, somos nosotros mismos la causa de todas las tendencias de masificación»[1]. Nos masificamos cuando no nos decidimos y simplemente nos dejamos llevar por la corriente, aunque esa corriente sea buena.

Día a día tenemos que tomar decisiones. Estamos ante la muerte o la vida. El camino que tenemos que seguir es el que Dios quiere, pero no sabemos muy bien si Él lo quiere o somos nosotros los que lo deseamos. Nos toca entonces elegir uno u otro.

Optamos incluso cuando no optamos, simplemente cuando dejamos pasar el tiempo y vuela nuestra oportunidad. Decía el Padre Kentenich: «Una de las notas más características del hombre actual es su falta de capacidad personal de decisión»[2].

Cuesta tomar decisiones. ¿Cómo decidimos? ¿Hablamos con Dios, le consultamos? ¿Decidimos de acuerdo a lo que más nos conviene? ¿O miramos el bien del otro, su felicidad?

A veces decidimos pensando que lo más difícil seguro que es lo que Dios quiere. No siempre coincide. Es difícil acertar.

Al mismo tiempo, una vez tomada la decisión, nos cuesta llevarla a la práctica. Es un acto de voluntad, del corazón que se compromete con la vida. Como decía el monje benedictino Menapace: «Nos cuesta mucho entender que la vida y el cómo vivirla depende de nosotros, depende sólo del cultivo de la voluntad. Si no me gusta la vida que tengo, deberé desarrollar las estrategias para cambiarla, pero está en mi voluntad el poder hacerlo».

De nosotros depende tomar las decisiones importantes y las que no importan tanto. Pero incluso ésas aparentemente poco trascendentes van marcando nuestro camino.

Seguir a Dios, escuchar su voluntad, obedecer sus deseos. Parece fácil. Es optar por la vida y dejar de lado la muerte. Para ello tenemos que mirar nuestro corazón, beber de la fuente que brota en el alma. Amar lo que Dios ama en nosotros. Amar nuestra voluntad sólo porque se corresponde como Dios quiere, como decía san Francisco de Sales: «Preocúpate de no amar la voluntad de Dios porque está de acuerdo con la tuya, sino por el contrario, ama la tuya solamente porque corresponde a la de Dios».

Amar su voluntad es el camino. Tenemos que detener los pasos y hacer silencio. Decía Eloy Sánchez Rosillo: «Mira dentro de ti, con esperanza, sin melancolía. No conoce la muerte la luz del corazón. Contigo vivirá mientras tú seas: no en el recuerdo, sino en tu presente, en el día continuo del sueño de tu vida». Amar al Dios que habita en lo profundo del alma. A veces el camino que nos marca no coincidirá con nuestros deseos. Pero Dios hará que amemos lo que Él ama. Así se despierta la capacidad de ver lo bueno de la vida, de apreciar la belleza en medio del polvo y la alegría en momentos de dolor.


[1] J. Kentenich, Pedagogía de la libertad
[2] J. Kentenich, Terciado de Brasil, 1952

Tags:
almalibertad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
BAPTISM
Pablo Cesio
Bautizan a la bebé que nació viva tras “aborto legal” y la llaman...
2
Aleteia Mexico
Ella iba a la adoración eucarística a las 3 de la mañana cuando l...
3
Jesus Colina
¿Milagro en Israel? Marcha de madres cristianas, musulmanas y jud...
4
THE PROFESSOR AND THE MADMAN
José Ángel Barrueco
Una película sobre el poder de las palabras y la importancia del ...
5
Redacción de Aleteia
¡Cuidado, estos santos cobrarán vida ante tus ojos!
6
NEWBORN
Pablo Cesio
La bebé que nació viva tras hacerle «aborto legal» y que ahora qu...
7
JARAMILLO
Lucía Chamat
Obispo amenazado de muerte: “La verdadera muerte es quedarse call...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.