¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Aleteia

Túnez reconoce la libertad de culto y la paridad entre hombre y mujer

Nasser Nouri
Comparte este artículo para tener la oportunidad de ganar una peregrinación a Roma
Comparte
Has compartido
Total compartido

Este viernes se celebra la adopción oficial de su nueva Constitución, que mantiene el islam como religión de Estado

Túnez acoge mañana 7 de febrero el acto de celebración de su nueva Constitución, que garantiza la igualdad de derechos de hombres y mujeres y la libertad de culto, manteniendo el islam como religión de Estado.
 
En la celebración participarán diversas autoridades internacionales, muchas de las cuales ya han expresado su felicitación y su esperanza por este importante progreso hacia la transición democrática de Túnez, iniciada dramáticamente hace tres años, cuando un joven en paro se prendió fuego desencadenando la llamada “primavera árabe” en varios países.
 
El texto de la nueva Constitución se aprobó en el Parlamento el pasado 26 de enero con 200 votos a favor y sólo 12 en contra. Es la primera en el mundo árabe que establece la paridad entre hombre y mujer al prever, en su artículo 20, la “igualdad entre hombres y mujeres en derechos y deberes”.
 
“El pueblo ganó una revolución pacífica que ilumina al mundo. Hemos logrado evitar una guerra civil y hemos logrado el consenso”, declaró Rached Ghannouchi, presidente del partido gobernante Ennahda, según recoge Mundo Negro.
 
La revista de los combonianos explica que “desde las revueltas de 2011, Túnez ha sentido tensiones relacionadas con el papel del Islam en la vida civil, complicadas con el ascenso de los conservadores salafistas que hacían temer a los sectores civiles por los retrocesos de los derechos y de las libertades”.
 
El asesinato de dos líderes independientes de la oposición por parte de militantes islamistas el año pasado sumió al partido Ennhada, de islamistas moderados, en una profunda crisis.
 
Ennahda accedió a promover una administración provisional no política que condujera hasta unas elecciones. El nuevo gabinete tendrá que hacer frente al gasto público y al déficit presupuestario sin comprometer el bienestar social.
 
Otra amenaza para el nuevo gobierno es Al-Qaeda, fuerte en el norte de África, en un país que depende en gran medida del turismo.
 
La nueva Constitución fue aprobada el mismo día en el que se anunció un nuevo gobierno encabezado por el independiente Mehdi Jomaa. El nombramiento del ejecutivo, del que forman parte varias personas de perfil no partidista, debería ser el último paso de la transición política que conducirá a las elecciones.
 
El propio Jomaa dijo que para elegir a su equipo de gobierno se había basado en tres criterios: independencia, competencia y lealtad.
 
El Gobierno organizará las elecciones legislativas y presidenciales en el 2014, lo que constituye una "prioridad" para Jomaa.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.

Selecciona cómo te gustaría compartir.

Comparte
* El reconocimiento de los artículos compartidos solo se efectuará cuando el receptor haga clic en la URL de referencia única.
Pulsa aquí para más información sobre el Sorteo de Peregrinación a Roma de Aleteia.

Para participar en el sorteo, debes aceptar las siguientes condiciones


Lee los términos y condiciones