Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Por qué el Papa Francisco fue electo “Personaje del Año” en dos revistas tan dispares?

© DR
Comparte

La publicación conservadora Time, y The Advocate, una publicación muy influyente entre la comunidad lésbico-gay

Al terminar el año 2013, el Papa Francisco fue nombrado “Personaje del Año” por dos publicaciones tan diferentes y alejadas políticamente entre sí como lo es la revista Time, de corte conservador, y The Advocate una revista muy influyente en la comunidad lésbico-gay de Estados Unidos.
 
Ésa es la pregunta que se hace Kenneth D. Whitehead, un ex diplomático católico que escribe en la revista Crisis.  El autor, un estadounidense que sirvió a su país en Roma y Medio Oeste y que fue el director de “La Voz de América” en su edición en árabe, y que se ha especializado en temas del Vaticano II, intenta reflexionar sobre este nombramiento, “una especie de prueba nacional sobre la prominencia e importancia que tiene una figura pública” en Estados Unidos.
 
Aunque en la era del Internet y de los nuevos medios de comunicación la importancia de ser nombrado por una revista impresa como Time ha disminuido, más aún desde que Newsweek desapareció del horizonte del papel, el nombramiento del Papa Francisco no deja de ser notorio.
 
Whithead recuerda en su artículo de la revista Crisis que el Papa Francisco no es el primer pontífice que se ha ganado esa designación por Time.  Los beatos (y próximos santos) Juan XXIII y Juan Pablo II fueron nombrados en tal sentido en 1962 y 1994, respectivamente; sin embargo “no deja de ser un poco sorpresivo que el Papa Francisco haya sido elegido con menos de un año de estancia en la silla de San Pedro”.
 
El competidor del Papa, en la revista Time no fue otro que Edward Snowden, el contratista de la Agencia de Seguridad Nacional que expuso a la nación americana al mostrar un vasto número de códigos de lucha anti-terrorista que había obtenido de forma ilegal.
 
La compañía del Papa y de Snowden, fue la orgullosa lesbiana Edith Windsor,  el presidente de Siria, Bashar Al-Assad, junto con el senador conservador por el Estado de Texas (y opositor al Obamacare), Ted Cruz, fueron los otros nominados por Time.
 
La persona es correcta, las razones no tanto
 
¿Por qué la revista se inclinó por el Papa Francisco?  Por varias razones, explica Whitehead en relación al artículo de Time: porque se ha puesto él mismo en el centro de la conversación de nuestro tiempo acerca de la salud y la pobreza, de la fraternidad y la justicia, transparencia, modernidad, la globalización, el papel de las mujeres, la naturaleza del matrimonio y las tentaciones del poder.
 
Por otra parte, a mediados de diciembre una publicación de la Liga Lésbico Gay, The Advocate, también eligió al Papa como su personaje anual favorito.  Desde luego, explica Whitehead, lo hizo por las ya célebres declaraciones del Papa Francisco en su viaje de regreso a Roma desde Río de Janeiro, tras la Jornada Mundial de la Juventud: “si un gay busca a Dios de buena voluntad, ¿quién soy yo para juzgarlo?”
 
La razón de quedarse tan sólo con el concepto del no juzgar a los homosexuales –explica Whithead en su artículo en Crisis—y de no reparar en lo que significa “buscar a Dios con buena voluntad”, es porque el movimiento reivindicatorio de los derechos de los homosexuales y lesbianas “necesita ser aceptado, normalizado y legitimado” sin que ninguna dimensión moral entre en juego para ello.
 
Obviamente, tanto Time como The Advocate, más ésta segunda, se están colgado del “efecto Francisco”, para crear falsas expectativas, tanto por la baja de la popularidad de la edición impresa (que con la portada del Papa volvió a estar en las grandes superficies, en las tiendas departamentales y en los supermercados), como por la busca de legitimación moral del movimiento pro derechos de los homosexuales y las lesbianas.
 
Ambas publicaciones –termina diciendo en su artículo Kenneth D. Whitehead—“parece que eligieron a la persona correcta (para ser su personaje del año), pero, casi seguramente no lo hicieron por las razones correctas”.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.