¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

Paraguay: El escándalo de los senadores corruptos

© DR
Comparte

Denuncia del obispo de Concepción

“Lamentamos la erosión de los valores en nuestras instituciones públicas, con acciones llevadas a cabo con deshonestidad evidente y engaño, e incluso con una actitud cínica en el mentir o distorsionar la verdad”, declaró el joven obispo de la diócesis de Concepción, en Paraguay, monseñor Miguel Ángel Cabello Almada, en la celebración del tercer día de la novena a la Virgen de Caacupé, la devoción popular más sentida en Paraguay.

El obispo se refirió a la escandalosa situación denunciada por todos los medios de comunicación en el país, que abarca la historia de un senador acusado de fraude, ya expulsado del Parlamento, y un grupo de senadores corruptos partidarios suyos.

La semana pasada, la “cámara alta” de Paraguay, de hecho votó a favor de la revocación de la inmunidad parlamentaria del senador Víctor Bogado, acusado de estafa agravada, para que sea juzgado por los tribunales. El asunto se hizo público y objeto de debate a nivel nacional, cuando un grupo de senadores trató de apoyarlo.

La comunidad nacional ha reaccionado con manifestaciones espontáneas por parte de grupos de jóvenes que protestaban contra el escándalo provocado por este senador que, entre otras cosas, hacía pagar a las arcas de un ministerio público sus gastos personales.

El obispo, según la nota enviada a la Agencia Fides, ha denunciado “la falta total de sentido de patriotismo, porque no hay transparencia, la rendición de cuentas en el ejercicio de sus funciones y la falta de respeto del bien común del pueblo”.

Luego ha pedido “dar prioridad a la moral y ética antes de cualquier interés personal o político. La vida virtuosa no sólo debe ser un accesorio de algunas personas excepcionales, todos estamos llamados a conocer y vivir las virtudes humanas y cristianas”.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.