Aleteia

Costa Rica sale a la calle a favor de la vida y la familia

© DR
Comparte

La marcha constituyó también la culminación del Año de la Fe

Este domingo las calles de la capital de Costa Rica, San José, se vieron abarrotadas de fieles católicos y de otras denominaciones cristianas, para hacer sentir el “músculo” contra la posible legalización del aborto, la fecundación in vitro y el matrimonio homosexual, conceptos que se estarían debatiendo en el congreso costarricense en estos días.

Actos y oraciones a favor de la vida y la familia

De cara al proceso electoral que culminará en el primer trimestre de 2014, miles de costarricenses salieron este domingo a las calles en la Caminata por la Vida, misma que fue convocada por la Iglesia Católica.  La marcha dio inició a las 9:00 de la mañana en las inmediaciones del Parque Central y finalizó con una Eucaristía en el Parque Metropolitano de La Sabana. 

La Avenida Segunda de San José fue testigo no solamente del paso de los viandantes, sino de una buena cantidad de actos y oraciones a favor de la vida.

Los manifestantes, venidos de todos los rincones de este pequeño pero muy influyente país centroamericano –hay que recordar que allí se encuentra la Corte Interamericana de Derechos Humanos—expresaron su rechazo a la ampliación del aborto legal, pues en la actualidad se permite el aborto solamente cuando la salud o la vida de la madre están en riesgo, pero no en caso de violación, como se ha pedido insistentemente por algunos grupos políticos y organizaciones sociales del país.

Indulgencia plenaria a los manifestantes

Por tal motivo, en un acto inusual y siempre que se estuviera en gracia habiéndose confesado previamente, y se hubiera participado en la Eucaristía, ofreciendo las intenciones por el Santo Padre, la Iglesia Católica costarricense concedió indulgencia plenaria a los asistentes a la marcha.

Así lo había señalado una carta publicada en la página web de la Conferencia Episcopal de Costa Rica, firmada por el arzobispo de San José, José Rafael Quirós Quirós.  En ella, el prelado costarricense declaraba que la marcha significaría, también, la finalización del Año de la Fe, promulgado en octubre de 2012 por el Papa Benedicto XVI.

La marcha fue, también, la parte sustancial de la Semana de Reflexión y Oración por la Vida y la Familia cuyo lema fue “Yo me apunto por la vida y la familia, según Dios”, misma que se llevó a cabo entre el 11 y el 15 de noviembre pasados.  

Oración por la caridad

Tanto en la marcha como en la semana de estudio sobre vida y familia tradicionales, una oración fue la que estuvo repitiéndose y que fue elaborada por la Comisión Nacional de Pastoral Familiar de la Conferencia de los obispos de Costa Rica:

Señor, Dios nuestro, tu nos has elegido paras ser tus santos y tus predilectos.  Revístenos de sentimientos de misericordia de bondad, de humildad, de dulzura, de paciencia. Ayúdanos a comprendernos mutuamente cuando tenemos algún motivo de queja lo mismo que tú Señor, nos has perdonado.  Sobre todo, danos esa caridad, que es vínculo de perfección. Que la paz de Cristo brille en nuestros corazones. Esa paz que debe reinar en la unidad de tu cuerpo místico. Que todo cuando hagamos en palabras o en obras sea en nombre del Señor Jesús por quien sean dadas las gracias a ti Dios Padre y Señor Nuestro. Amén.
 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.